Home Actualidades ‏Siguiendo el caso Snowden

‏Siguiendo el caso Snowden

SHARE

Por Francisco Tabernilla

Venezuela, Bolivia y Nicaragua desafían a EE.UU. en el caso Snowden
 
Venezuela, Bolivia y Nicaragua desafiaron abiertamente a Estados Unidos, con el que mantienen importantes intercambios económicos y tensas relaciones políticas, al ofrecer asilo al ex consultor informático Edward Snowden, acusado por Washington de espionaje y retenido hace dos semanas en el aeropuerto de Moscú. El presidente boliviano, Evo Morales, anunció su oferta de asilo a Snowden, luego que se pronunciaran en el mismo sentido los mandatarios de Venezuela, Nicolás Mauro, y de Nicaragua, Daniel Ortega.
Maduro, en un  mensaje vía Twitter, reiteró su oferta, ratificando el espíritu humanitario de conceder el silo al joven norteamericano Snowden “para protegerlo de la persecución mundial del impero”, escribió Maduro.
Estados Unidos no se ha pronunciado, pero analistas y diplomáticos no descartan repercusiones en las relaciones de Washington con estas tres naciones dispuestas a acoger
el informativo, que puso a descubierto un programa de servicios de inteligencia americano para espiar llamadas telefónicas y comunicaciones por Internet.
Todo esto después que en esta semana se desatara un fuerte roce diplomático con cuatro países europeos que prohibieron el paso del avión presidencial de Morales procedente de Rusia por sospechas de que Snowden viajara en dicho avión, el mandatario boliviano no descartó el cierre de la embajada de  Estados Unidos, que es su tercer destino en materia de exportaciones, con $1,759 millones en el 2012.
En Venezuela, el caso Snowden estalla luego que ha principios de junio el gobierno de Maduro se comprometiera con Washington a empezar relaciones, sin embajadores desde
el 2010.
Milos Alcalay, ex vicecanciller y ex embajador venezolano en varios países, afirma que, conforme al derecho internacional, un país puede conceder asilo sin explicación  alguna, pero deplora la “diplomacia del insulto” a la que, en su opinión, ha recurrido Maduro y que amenaza la normalización con Estados Unidos. “Venezuela puede recibir a Snowden,
pero no tiene porqué generar una tormenta de insultos contra un país, Estados Unidos, que tiene todo el derecho de perseguir el delito por el que se le acusa” , dijo Alcalay. “Si el asilo se concreta, sin lugar a dudas paralizará los pasos que ya se venían dando con  Estados Unidos para recomponer las relaciones y que fueron  pedidas por la misma Venezuela”, comentó por su lado la experta en relaciones internacionales y profesora universitaria María Teresa Romero. La analista advierte además de las eventuales repercusiones del caso Snowden en la relación  comercial con Estados Unidos, principal comprador de petróleo venezolano, con una cuota de 900,000  barriles.
“Ortega quería tomar postura en el caso Snowden pero mantener buenas relaciones con Estados Unidos, así que no cambiará mucho su relación con Washington. Nicaragua es el único país de los que han ofrecido a Snowden que ha recibido la petición del informático, quien según WikeLeaks ha buscado refugio en 27 países.
El 24 de junio Snowden partió de Hong Kong a Moscú en lo que se anunciaba como escala a una ciudad sudamericana, pero esta retenido en el aeropuerto ruso, con su pasaporte suspendido por Estados Unidos y una de las interrogantes es cómo viajaría a América Latina. Ya hay evidencias de que Rusia está empezando a perder la paciencia. “No se va a quedar a vivir en el aeropuerto moscovita, aseguró Alexéi Pushkov, jefe del comité de Asuntos Exteriores de la Duma o Cámara de Diputados de Rusia. “El asilo de Snowden en Venezuela sería la mejor de las decisiones. “Ese país mantiene un agudo conflicto con Estados Unidos, la situación peor no va a ser”, apuntó Pushkov en su cuenta de Twitter. El viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkow, ha pedido al joven norteamericano que se decida de una vez por todas si pide o no asilo político en este país.
“No podemos decidir por él”, afirmó el viceministro. Putin dejó claro que, si desea asilarse en Rusia, Snowden  deberá cesar de inmediato  sus filtraciones y toda actividad dirigida contra los intereses de los Estados Unidos, país al que calificó de “socio” de Moscú. Según la prensa, Snowden  ha asegurado que no comerciará con  la información privilegiada clasificada de la que dispone a cambio del asilo político, pero Washington insiste en demandar su extradición.
Sea como sea, las autoridades rusas han dejado claro que no entregarían en ningún caso
A Snowden, independientemente de las acciones que haya cometido.
“Rusia no está obligada a entregar a Snowden a las autoridades de los Estados Unidos, ya que entre ambos países no existe un convenio de extradición”, dijo Ludmila Alexéyeva, veterana defensora de los derechos humanos, en un artículo de Efe. “No hay un manual, Rusia tiene que estar de alguna forma involucrada, dejar que se vaya Snowden  sería un problema para Rusia, que vemos no quiere meterse en este problema con consecuencias incalculables.
El senador Robert Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado declaró que no estaba sorprendido que Venezuela, Bolivia y Nicaragua les daban la bienvenida a Edward Snowden.

Siguiendo el caso Snowden

SHARE