Home Noticias Acusan a Obama de mentir sobre la muerte de Ben Laden

Acusan a Obama de mentir sobre la muerte de Ben Laden

SHARE

LONDRES.- Un reconocido periodista norteamericano ganador del premio Pulitzer en periodismo de investigación acusa al presidente de su país, Barack Obama, de haber mentido sobre la operación en la que fue ejecutado el líder terrorista Osama ben Laden para sacar ventajas políticas y asegura que el ejército y los servicios secretos de Paquistán tuvieron un papel clave.

En un largo artículo en la última edición de la revista London Review of Books, Seymour Hersh afirma que la colaboración paquistaní fue mucho mayor que lo que se creía hasta ahora en la preparación de las tropas de elite norteamericanas que llevaron a cabo la misión en Abbottabad, en mayo de 2011.

Otra de las novedades que apunta el artículo es que de hecho Ben Laden estaba bajo custodia de los servicios secretos paquistaníes desde 2006 en la casa de Abbottabad y que su salud se había deteriorado hasta el punto de ser un inválido.

Hersh afirma que Estados Unidos se enteró del paradero de Ben Laden, entonces líder de la red terrorista Al-Qaeda y responsable de los ataques contra las Torres Gemelas en Nueva York en 2001, por la información de un agente de inteligencia paquistaní, que se presentó en la embajada y vendió la información a cambio de una parte de los 25 millones de dólares que había en recompensa por la cabeza del jefe terrorista.

En este contexto, la Casa Blanca rechazó ayer en forma categórica las afirmaciones “sin fundamento” de Hersh. “Hay demasiadas inexactitudes y afirmaciones sin fundamentos en este artículo como para responder punto por punto”, afirmó Ned Price, vocero del Consejo de Seguridad Nacional.

Hersh, colaborador de The New Yorker y experto militar, se especializó en periodismo de investigación y saltó a la fama mundial en 1969 al destapar la masacre de My Lai -el asesinato de civiles vietnamitas a manos de marines norteamericanos- durante la Guerra de Vietnam, por lo que obtuvo el Premio Pulitzer en 1970.

Además fue el primero en revelar en 2004 los abusos y torturas en la cárcel militar estadounidense de Abu Ghraib, cerca de Bagdad.

“La historia de la Casa Blanca pudo haber sido escrita por Lewis Carroll”, ironiza Hersh.

El artículo cita “a un alto oficial de inteligencia retirado que tenía conocimiento de la presencia de Ben Laden en Abbottabad”, que confirmó que Paquistán en forma secreta mantenía detenido al líder terrorista más buscado del planeta para usarlo como “una amenaza contra los talibanes y las actividades de Al-Qaeda”.

Inmediatamente después del asesinato de Ben Laden, Obama anunció a los medios y al mundo que la misión había sido una incursión secreta en suelo paquistaní y que un pequeño grupo de Seals mantuvo una dramática lucha con hombres dentro del búnker del líder de Al-Qaeda. El presidente logró su reelección 18 meses después.

Pero según las fuentes de Hersh, varios espías paquistaníes revelaron el paradero de Ben Laden para mantener buenas relaciones con sus pares norteamericanos y a cambio de un porcentaje de la recompensa de 25 millones de dólares.

Los paquistaníes también facilitaron la misión del equipo Seal con el corte del suministro de energía de la propiedad y la distracción de las patrullas militares.

En repetidas ocasiones, la Casa Blanca insistió en que Ben Laden habría sido capturado vivo si se hubiera rendido, pero según la fuente de Hersh “fue clara y absolutamente un asesinato premeditado”.

A los Seals se les dio “absoluta autoridad para matar al tipo”, le dijo el funcionario de inteligencia retirado al premiado periodista, “incluso ante la más mínima sospecha de oposición”.

“Lo cierto es que Ben Laden era un inválido, pero no podemos decir eso”, agregó el espía, según consigna Hersh.

Hersh también sostiene en su artículo que las afirmaciones de la Casa Blanca respecto de que Ben Laden aún recibía o daba órdenes a Al-Qaeda eran “mentiras, errores y traiciones” hacia la opinión pública. “La Casa Blanca tenía que dar la impresión de que Ben Laden se encontraba operativo -cita Hersh a su fuente-. De otra manera, ¿para qué matarlo?”

Acusan a Obama de mentir sobre la muerte de Ben Laden

SHARE