SHARE

El presidente Barack Obama emitió un decreto para ampliar el pago de horas extras a millones de trabajadores que, bajo las reglas actuales, no cumplen los requisitos para recibir esa compensación, según adelantó la Casa Blanca.

A través de ese decreto Obama instruirá al Departamento de Trabajo a modernizar sus regulaciones para obligar a las empresas a pagar horas extras a un mayor número de sus asalariados.

Las leyes actuales permiten a las empresas negarse a pagar horas extras a los trabajadores clasificados como “ejecutivos, administrativos y profesionales”. El problema radica en que hoy en día aquellos trabajadores que ganan más de $455 dólares a la semana, aunque sean supervisores en un restaurante de comida rápida o gerentes en una tienda, están dentro de la mencionada clasificación y, por tanto, no cobran extra si trabajan más de 40 horas semanales.

Según la Casa Blanca, “millones” de asalariados trabajan 50 y hasta 60 horas a la semana sin recibir un pago extra.

El decreto que presentará Barack Obama se enmarca dentro de su estrategia para que 2014 sea un “año de acción”, para lo cual el Presidente está tomando medidas unilaterales sin pasar por el Congreso en los ámbitos donde puede hacerlo.

Su propuesta sobre las horas extras supondrá un nuevo desafío para el Partido Republicano, cuyos representantes han bloqueado en el Congreso la mayor parte de la agenda económica de Obama y se oponen a elevar el salario mínimo a nivel nacional, algo que el jefe de Estado reclama desde hace más de un año. (Despachos combinados.)

 

Ampliarán pago de horas extras

SHARE