SHARE

Con 27 votos a favor y 12 en contra, el Senado de California aprobó este lunes la iniciativa de estado santuario que prohíbe a las agencias del orden compartir información sobre indocumentados detenidos y utilizar sus recursos para realizar tareas de inmigración.

“Estamos tratando de hacer que nuestras comunidades sean más seguras y de ser inteligentes al respecto, no se trata de retórica ni de fanfarronería”, dijo el presidente del Senado, Kevin De León, al defender la iniciativa de su autoría.

Ahora la medida SB-54 tendrá que ser aprobada por los asambleístas de la cámara baja de la Legislatura –donde se contempla un voto mayoritario a favor–, para luego llevarla al escritorio del gobernador Jerry Brown, quien con su firma la convierte en ley.

De esa forma California sería el primer estado santuario del país para hacerle frente a las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

La iniciativa, también conocida como California Values Act (Ley de Valores de California), tiene como finalidad prohibir el uso de recursos estatales y municipales para ayudar al Servicio para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en tareas migratorias, a menos de que haya una orden judicial de por medio.

Varias ciudades y condados de California cuentan con políticas que limitan la colaboración de sus cuerpos policiales con con ICE, pero no existe una ley que uniforme estas prácticas a nivel estatal.

SHARE