Advertisement

El yihadista argelino Mokhtar Belmokhtar, considerado el autor intelectual de la toma de una planta de gas en Argelia en la que fallecieron 38 rehenes, murió en un bombardeo estadounidense en Libia, informó este domingo el gobierno reconocido por la comunidad internacional.

“Aviones estadounidenses llevaron a cabo una operación que se saldó con la muerte de Mokhtar Belmokhtar y de otros combatientes libios que pertenecían a una organización terrorista en el este de Libia”, informó el régimen en un comunicado publicado en su página de Facebook.

Advertisemen

El Pentágono informó este domingo que sus cuadros llevaron a cabo un bombardeo contra un “terrorista vinculado con Al Qaeda” en Libia y más tarde precisó que el blanco del operativo era Mokhtar Belmokhtar, aunque sin confirmar la muerte del yihadista.

“Puedo confirmar que el objetivo del ataque antiterrorista de anoche en Libia fue Mokhtar Belmokhtar. El ataque fue realizado por un avión estadounidense. Seguimos evaluando los resultados de la operación y daremos más detalles cuando sea oportuno”, expresó el portavoz del Pentágono, coronel Steve Warren, en una declaración.

El gobierno con sede en Tobruk dijo que Estados Unidos les consultó antes de llevar a cabo la operación.

Según fuentes del gobierno, los bombardeos fueron lanzados contra posiciones de los yihadistas ubicadas al sur de Ajdabiya, unos 160 kilómetros al oeste de Bengasi, capital del este del país.

Ya había habido reportes anteriores sobre la muerte de Mokhtar Belmokhtar en Mali, pero fuentes de seguridad informaron a la AFP que el yihadista se había trasladado a Libia.

En el comunicado, el gobierno de Abdalá al Theni expresa su apoyo a los bombardeos estadounidenses, afirmando que “esta operación forma parte de la ayuda internacional que se ha pedido hace mucho tiempo para luchar contra el terrorismo”.

Mokhtar Belmokhtar, un ex jefe del grupo Al Qaeda en el Magreb islámico (AQMI), era el comandante del grupo yihadista Al Murabitun.

Considerado como el autor intelectual de la toma de una planta de gas en Argelia en 2013, en la que murieron 38 rehenes, estaba requerido por varios países.

Ataque de EEUU elimina a líder de Al Qaida en Libia