Advertisement

Miles de trabajadores en Nueva York celebraron hoy la decisión del Departamento del Trabajo de aumentar su salario a 7,50 dólares la hora a partir del próximo 31 de diciembre, tras una larga lucha por ese beneficio.

La decisión beneficiará a empleados de restaurantes, hoteles y todo trabajador que reciba propinas, quienes ganan menos del salario mínimo de 8.75 dólares la hora, siempre y cuando lo que reciban compense la diferencia.

Advertisemen

Los meseros en Nueva York ganan 5,00 dólares la hora mientras que el salario para otros trabajadores de la industria de servicios es de 5,65 dólares por hora, tarifa que no ha aumentado desde el 2011.

Este salario básico está establecido así porque ganan propinas con las que se supone compensen los 8,75 por hora que ganan otros trabajadores en el estado.

En la ciudad de Nueva York el salario para esos trabajadores aumentaría a 8,50 dólares la hora si recibe autorización para ello.

La decisión fue aplaudida por el gobernador Andrew Cuomo así como por grupos comunitarios que por años han estado reclamando el aumento para los que ganan propinas.

El anuncio llegó luego de que el Departamento del Trabajo creara el año pasado una junta de salarios para que hiciera una evaluación y recomendaciones, por instrucciones de Cuomo.

“Nadie que trabaje a tiempo completo debe ser forzado a vivir en la pobreza y es por eso por lo que debemos aumentar el salario mínimo, no sólo para trabajadores que ganan propinas, sino para todos los neoyorquinos”, indicó el gobernador en comunicado de prensa.

En Nueva York hay unos 229.000 trabajadores que dependen de propinas, de los cuales el 70% son mujeres, de acuerdo con datos del National Employment Law Project (NELP).

Indican además que hay siete estados donde los dueños de negocios tienen que pagar el salario mínimo requerido por ley a los empleados que reciben propina, por lo que en California, Washington y Oregón éstos ganan nueve dólares la hora o más.

“Este anuncio es una gran victoria para las mujeres y para todas las familias trabajadoras”, indicó la activista Julissa Bisono, de la organización Se Hace Camino Nueva York, que brinda servicios a la comunidad inmigrante y una de las que luchó por el alza de este salario mínimo.

Agregó que esta organización está luchando para eliminar el salario por debajo del mínimo que hace que los trabajadores que ganan propinas sean vulnerables al robo de salario, hostigamiento sexual y otro abuso.

“La decisión de hoy es un gran paso en esa dirección”, aseguró.

El gobernador Cuomo ha propuesto aumentar el salario para los que no dependen de propinas a 10,50 dólares la hora en el estado y a 11,50 dólares en la ciudad por su alto costo de vida. De ser aprobado también entraría en vigor el 31 de diciembre.

Su propuesta cuenta con el apoyo de un gran número de sindicatos.

 

© EFE 2015

Aumenta el salario mínimo para trabajadores que ganan propinas