Advertisement

El FBI y las autoridades de Florida continúan la investigación tras el tiroteo ocurrido el miércoles en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas que dejó 17 personas muertas. El autor de la masacre, identificado como Nikolas Cruz, fue llevado inicialmente a un hospital y en la mañana fue trasladado a la cárcel del condado de Broward.

Desde ese centro de reclusión, la policía del condado informó que Cruz se enfrenta a 17 cargos de asesinato premeditado. En el estado de Florida está vigente la pena de muerte, por lo que incluso expertos señalan que podría afrontarla.

Advertisemen

La policía señaló que Cruz es un “adolescente problemático” que publicaba fotos en redes sociales mostrando armas y otros aspectos que perturban. Asegura que durante el tiroteo utilizó una máscara de gas, granadas de humo y varias municiones para resistir durante un tiempo prolongado.

Según varios medios de comunicación, el autor del tiroteo había sido adoptado junto a su hermano. Sin embargo sus padres murieron en hechos diferentes, la más reciente su madre en noviembre, lo que al parecer le habría causado problemas.

Aseguran además que en septiembre de 2017 un usuario de Youtube alertó al FBI sobre un comentario recibido en uno de sus videos. Provenía del canal de alguien llamado Nikolas Cruz y decía “me voy a convertir en un tirador profesional en colegios”. El comentario fue reportado también a Youtube, aunque hasta el momento no se ha confirmado si pertenecía al autor de la masacre.

Las autoridades aseguraron que el rifle AR-15, utilizado por Cruz, había sido comprado de forma legal. Ese tipo de arma es un común denominador en las anteriores masacres ocurridas en Estados Unidos. Y esta en Florida se considera la más mortífera desde hace cinco años cuando ocurrió la de la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut.