Advertisement

Luis Enrique tomó el mando de Barcelona hace poco. Pero está a la vista que haber pasado por el club en su época de jugador hizo más sencilla la adaptación y llegada al plantel. Porque en apenas 4 fechas su conjunto se consolida al frente de las posiciones y luce en cada presentación en toda España. Pese a su peso histórico en la liga, es la sensación del torneo. Y muestra además a un renovado Lionel Messi. El rosarino es el eje y alma del equipo. Ayer la volvió a romper en la goleada 5 a 0 a Levante. Hizo un gol, dio dos asistencias, le hicieron un penal que luego erró, y se mostró determinante aún después de haberse retrasado unos metros. Sin dudas, los catalanes gozan de un presente perfecto.

Barcelona defendió su solitario liderazgo con una victoria contundente. Hasta el momento ganó todo lo que jugó en la competencia doméstica y logró mantener distancia de su seguidor, Sevilla (ver aparte). Además reposó nuevamente en la magia de su megaestrella: Leo Messi. El crack está ratificando que es pieza fundamental dentro de la estructura culé.

Advertisemen

Las estadísticas indican que Leo participó en nueve de los once goles que lleva anotados el equipo. También que es el único azulgrana que disputó todos los minutos en liga. El único punto desafortunado fue que ayer falló un penal, aunque hizo un golazo, por cierto.

Como también que Neymar, Ivan Rakitic, Sandro y Pedro marcaron los cuatro tantos restantes del líder del campeonato, que se convirtió en absoluto dominador del partido una vez que se puso en ventaja en el resultado. Levante, por su lado, perdió la brújula una vez que se quedó con diez hombres a los 41′ (Vyntra) y sigue último.

Los azulgranas cumplieron con el trámite, volvieron a vibrar de la mano de

Barcelona goleó a Levante con un Messi encendido