SHARE

La sorpresas no se han hecho esperar en la entrega número 59 de los premios Grammy que se está llevando a cabo en el Staples Center de Los Ángeles, California.

La cantante Beyoncé impactó al aparecer en el escenario luciendo su pancita de embarazo de mellizos realizando una espectacular rutina con bailarines, envuelta en velos y portando una larga cabellera con corona. La cantante apareció tras ser presentada por su propio madre, Tina Knowles, quien expresó su admiración por su hija.

La esposa del rapero Jay Z interpretó  las canciones “Love Drought” y “Sandcastles” de su disco Lemonade, el que más nominaciones acumuló en esta entrega.

Aunque debido a su embarazo, la estrella no hizo piruetas ni bailes muy agitados, sí provocó angustia de uno que otro al sentarse en una silla que mecánica y peligrosamente se inclinó para dejarla un poco al aire:

Los chicos del grupo Twenty One Pilots, también causaron revuelo cuando al recibir el premio como Mejor dúo/Grupo Pop se quitaron los pantalones para subir al escenario y recibir el gramófono dorado. Sus integrantes aseguraron que la travesura se remontaba a los años en que eran unos perfectos desconocidos y estaban viendo el Grammy en calzoncillos y juraron que si algún día ganaban subirían al escenario de esa manera para recibir su premio.

Otro cándido momento se dio cuando la cantante Adele tuvo que comenzar de nuevo su interpretación del tema “Fast love”, que ejecutaba como homenaje al desaparecido cantante británico George Michael. La cantante dejó escapar una que otra palabrota antes de que el pianista que la acompañaba arrancara de nuevo para reiniciar la actuación. La cantante concluyó su actuación con lagrimitas en los ojos.

El veterano grupo de Nueva York A Tribe Called Quest encendió el escenario y puso a bailar a Beyoncé, Rihanna y Kim Kardashian al ritmo de su tema “We the people”, donde invitaron a la “resistencia” al presidente Donald J. Trump, a quien llamaron “presidente agente naranja”.

En su impresionante actuación, el rapero Q-Tip y compañía invitaron al escenario a personas de origen musulmán, mexicano, y afroamericano, que se mencionan en el tema de fuerte carga política.

Jlo, enseñando mucha pierna en el la alfombra roja de los premios Grammy

Tras la travesura, James Corden, conductor del hizo lo propio quitándose los pantalones para imitar al grupo.
La bella Jennifer López no repartió besos, como lo hizo en el Latin Grammy, en noviembre. Sin embargo, la doña causó estragos entre los fans mostrando mucha pierna al subir al escenario para entregarle el premio como Mejor artista nuevo del año a Chance the Rapper.

 

SHARE