Advertisement

Los pronósticos del clima no eran muy alentadores en Cincinnati, lugar donde esta tarde, a las 6:30 pm, se realizará la edición 86 del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas.

Tal parece que la lluvia quiere acaparar la atención en este clásico de mitad de temporada, que promete la multitudinaria asistencia de una fanaticada por demás amante de la pelota.

Advertisemen

El entusiasmo sigue intacto para los aficionados, que agotaron las entradas, y los mismos peloteros, que batallarán con los equipos de la Liga Americana y de la Nacional en un encuentro que, como se recordará, le dará al circuito ganador la localía en las primeras dos jornadas, además de los posibles sexto y séptimo choques, de la Serie Mundial.

Para el beisbol venezolano es de suma importancia este clásico de luminarias por segundo año consecutivo. En 2014, tres jugadores nacidos en esta tierra estuvieron en la alineación titular del joven circuito, gracias a que Félix Hernández fue el lanzador designado para abrir el compromiso.

En esta ocasión también un trío de criollos estará presente en el lineup principal; solo que esta vez todos ellos fueron elegidos por votación popular.

Salvador Pérez, José Altuve y Alcides Escobar conquistaron la simpatía de sus seguidores. Ayer fueron anunciados como séptimo, octavo y noveno en la alineación creada por Ned Yost, estratega campeón de la Americana el año pasado.

Lamentablemente, el “Rey” de los Marineros de Seattle fue descartado como abridor en su divisa. De todos modos, saldrá en el momento que lo tenga planificado el cuerpo técnico para completar una entrada, de salir todo como se espera.

Por el conjunto del viejo circuito solo estará Francisco Rodríguez. El relevista de los Cerveceros de Milwaukee convenció con su actuación al piloto Bruce Bochy, quien lo tomó como parte de la reserva.

El “Kid” ya sabe lo que es salvar en un Juego de Estrellas. Fue en 2007, en San Francisco, cuando aseguró la victoria de la Americana (pertenecía a los Angelinos) por 5-4 tras sacar un out, aunque concedió un par de bases por bolas.

Los afortunados

En el encuentro con los medios de comunicación en Cincinnati, ambos managers divulgaron sus preferencias en lo que a abridores se refiere.

Por la Americana comenzará el zurdo Dallas Keuchel (Astros de Houston), mientras que del lado de la Nacional lo hará el derecho Zack Greinke (Dodgers de Los Ángeles).

Keuchel posee récord de 11-4 y 2.23 de efectividad, la segunda mejor del joven circuito, solo superado por Sonny Gray (Atléticos de Oakland) con 2.04.

Greinke mostraba 1.39 de efectividad, la mejor de ambos circuitos y la más baja para abridor alguno en esta en esta primera mitad desde 1968.

Como dato interesante, por primera vez ningún jugador de los Yanquis de Nueva York ni tampoco de los Medias Rojas de Boston estará en el equipo inicial de la Americana.

Brillan los mejores