Home Noticias “Bump-stocks” reabren debate sobre control de armas

“Bump-stocks” reabren debate sobre control de armas

SHARE
President Donald Trump speaks after meeting with first responders and private citizens that helped during the mass shooting, during a "Hero's Meet and Greet" at the Las Vegas Metropolitan Police Department, Wednesday, Oct. 4, 2017, in Las Vegas. (AP Photo/Evan Vucci)

El presidente Donald Trump está abierto a discutir una revisión de la política estadounidense de los dispositivos que se adicionan a armas semi-automáticas para convertirlas en armas automáticas como los que usó el francotirador de Las Vegas en el ataque a un concierto de música country el domingo pasado, dice la secretaria de Prensa de la Casa Blanca.

Sarah Huckabee Sanders, hizo la afirmación a reporteros el jueves. “Nos gustaría ver un claro entendimiento de los hechos”, dijo.

Tras la masacre en Las Vegas, un creciente número de legisladores republicanos y demócratas ha llamado a revisar la regulación que permite la venta legal de los bump-stocks.

Los bump-stocks, dispositivos, cuyo uso fue aprobado en 2010, permitieron al asesino disparar más rápidamente a la multitud, pese a que las armas que había adquirido por medios legales eran rifles semi-automáticos.

La venta de fusiles, inclusive los de alto poder, es permitida en Estados Unidos, aunque las armas automáticas fueron prohibidas en 1980. El uso de los bump-stocks permitió burlar esa prohibición.

Republicanos divididos sobre el debate

En el Capitolio, el líder republicano de la Cámara de Representantes también sugirió que está dispuesto a considerar una posible prohibición de los bump-stocks. En una entrevista con MSNBC, Paul Ryan dijo el jueves que “está claro que es algo que necesitamos revisar”.

El miércoles legisladores de ambos partidos comentaron sobre el tema. Llamó especialmente la atención las declaraciones de líderes republicanos como John Cornyn, de Texas, el número dos del Senado, quien es un cazador y aficionado de los deportes al aire libre, quien dijo que no entiende el uso de los bump-stocks y quiere que se haga una audiencia sobre el tema.

Cabe anotar que los republicanos en general se oponen a las regulaciones de armas en general, por lo que sus comentarios llaman la atención, aunque están lejos de indicar que podrían llevar a nueva legislación.

El mejor ejemplo es el legislador Steve Scalise, representante de Luisiana, que fue herido gravemente este año con un rifle semi-automático durante una práctica de béisbol con colegas y asistentes legislativos para un juego de beneficencia.

Scalice, que pidió a la gente que donara sangre luego de la matanza en Las Vegas, dijo que la tragedia solo “fortaleció” su apoyo a los derechos de la Segunda Enmienda de la Constitución que garantizan el porte de armas.

“Cuando hay una tragedia como esta, lo primero que deberíamos pensar es rezar por la gente herida y hacer lo que sea posible para ayudarlos, ayudar a la policía. No deberíamos pensar primero en promover nuestra agenda política”, dijo el legislador en una entrevista en Fox News, el martes.

SHARE