Advertisement

La T-Mobile Arena de Las Vegas fue el escenario de una de las peleas más emocionantes del año, una pelea que tardó alrededor de dos años en hacerse realidad. El 16 de septiembre fue la fecha del mega combate.

Por un lado, Gennady Golovkin, de Kazajistán, se presentaba con un récord perfecto de 37 victorias, 33 de ellas por nocaut y ninguna derrota, defendía sus títulos de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Organización Internacional de Boxeo (OIB), Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Advertisemen

Llegaba a la batalla después de sostener un combate totalmente complicado ante el estadounidense Daniel Jacobs, a quien finalmente venció por decisión unánime.

Su rival, ni más ni menos que el boxeador mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez, buscaba por segunda ocasión en su carrera reinar en la división de peso medio; ya había ostentado el campeonato de las 160 libras, versión CMB, tras vencer al puertorriqueño Miguel Ángel Cotto en 2015.