Home Noticias Caravana del pueblo: Migrantes son sujetos políticos

Caravana del pueblo: Migrantes son sujetos políticos

SHARE
Un migrante hondureño camina durante una actividad realizada en la caravana Viacrucis Migrante en el centro deportivo de la ciudad de Matias Romero, Oaxaca, el 02 de Abril de 2018.

Cientos de migrantes, en su mayoría hondureños, hacen parte de una caravana que atraviesa México y cuyo objetivo es llegar a la frontera estadounidense. El presidente Donald Trump ha criticado este ‘viacrucis’ y ha pedido se detenga antes de llegar a Estados Unidos.

Para entender más sobre esta marcha la Voz de América habló con la portavoz de Pueblos Sin Fronteras, organización que lidera esta y otras caravanas con cientos de personas que huyen de la violencia en Centroamérica.

Este recorrido que se inicia en México y culmina en la frontera sur de Estados Unidos, busca enviar un mensaje humanitario y político sobre la necesidad de otorgar refugio a estas personas que en muchos de los casos buscan asilo.

“Ahora estamos viendo -muy al contrario a las anteriores caravanas- que más del 85% de un total de 1.500 personas son hondureños. Esa es una cifra récord”, afirmó Gina Garido, portavoz de la organización.

La caravana de refugiados denominada “Viacrucis, migrantes en la lucha”, utiliza diferentes medios de transporte como trenes, autobuses, camiones y convoyes. Usualmente se origina en Tapachula, México y durante un mes y medio hace diferentes paradas en distintos pueblos, con dirección hacia el norte, hasta llegar a Chaparral, Nuevo México.

Garido asegura que el propósito de la caravana no es cruzar la frontera estadounidense de forma desorganizada, sino proporcionar información sobre los procesos migratorios.

“En esta ocasión decidimos hacer una parada relativamente larga en la ciudad de Puebla, con unas jornadas de apropiación de derechos, donde te van a dar información por parte de organizaciones estadounidenses, sobre los procesos de solicitud de asilo en Estados Unidos, desde la óptica de la norma, pero sobretodo de la realidad”.

Realidad que, según Garido, son en parte los numerosos obstáculos que presentan el gobierno mexicano y estadounidense para otorgar asilo a refugiados.

El denominado “viacrucis”, llamó la atención del presidente Donald Trump el cual ha criticado la marcha a través de su cuenta de Twitter: “La gran Caravana de personas de Honduras, que ahora cruza México y se dirige a nuestra frontera de ‘leyes débiles’, deberá ser detenida antes de que llegue aquí. La vaca gorda que es el TLCAN está en juego, al igual que la ayuda a Honduras y los países que permiten que esto suceda. ¡El Congreso DEBE ACTUAR AHORA!”, escribió el mandatario.

Sobre los comentarios del presidente estadounidense, Gina Garido dijo que “hay una completa desinformación sobre el objetivo puntual de este viacrucis y creo que la caravana está siendo tomada como un pretexto político ante DACA, que justamente lo que tiene en mente es fragmentar los movimientos migrantes”.

Garido además envió un mensaje al gobierno mexicano, al cual señala como responsable de mantener, con presupuesto, personal y tecnología, organizaciones como COMAR (Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados), de forma que se pueda responder de manera adecuada a las solicitudes de refugio.

En sus palabras, “tanto como México, Honduras y el gobierno estadounidense reconozcan que tiene un papel fundamental sobre las personas que están huyendo de su país y no encuentran un espacio en donde pueden tener una vida segura y evidenciar que los compañeros migrantes no solo son sujetos de caridad y víctimas, sino también sujetos políticos que están buscando una apropiación de un derecho humano”.

SHARE