SHARE

Sean Spicer, portavoz presidencial, aseguró que cuando el mandatario acusó a Barack Obama de haberle intervenido el teléfono usó el término ‘wiretap’ (intervención telefónica) en un sentido amplio, pese a que el diccionario no deja lugar a dudas.

La Casa Blanca pretende reescribir el diccionario. El secretario de prensa, Sean Spicer, dijo este lunes que el presidente Donald Trump se refería a actividades de “vigilancia” en sentido amplio cuando acusó a su predecesor Barack Obama de “intervenir su teléfono”.

“El presidente usó la palabra wiretap (intervención telefónica) entre comillas para referirse de modo amplio a vigilancia y otras actividades”, dijo Spicer durante su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca.

Esto lo dijo Spicer a pesar de que las definiciones en inglés de la palabra wiretap no dejan lugar a interpretaciones más amplias. “Intervenir un teléfono o un telégrafo para obtener información”, dice eldiccionario Merriam-Webster.

Spicer no ofreció ninguna evidencia sobre esas supuestas actividades de vigilancia y tampoco precisó cuáles podrían ser. Se limitó a decir que reportes de medios informaron sobre estas durante la campaña sin precisar cuáles fueron estos.

“Realmente (Trump) no piensa que el presidente Obama fuera allá personalmente e interviniera su teléfono”, dijo Spicer. “No hay dudas de que el gobierno de Obama… de que hubo acciones de vigilancia y otras actividades que ocurrieron en la campaña de 2016. Eso es una actividad ampliamente reportada que ocurrió entonces”.

“Es interesante la cantidad de medios que reportaron que esa actividad se estaba dando durante el ciclo electoral de 2016 y ahora se están preguntando dónde están las evidencias. Son muchos de los medios que están en este salón los que hablaron de las actividades que estaban ocurriendo en ese entonces”.

SHARE