Home Noticias ¿Como afecta a la economía la Independencia de Cataluña?

¿Como afecta a la economía la Independencia de Cataluña?

SHARE

Aparte de toda la tensión, incertidumbre y volatilidad que genera la independencia Catalana, podemos observar como el IBEX 35 ha mantenido su posición arriba de 10.200 puntos.

Se acerca el final del 2do plazo que Mariano Rajoy y su gobierno otorgaron al presidente Carles Puigdemont y a la Generalitat de Cataluña para que aclaren en definitiva si la región de Cataluña logrará la consumación de su independencia para consolidarse como estado independiente en forma de república o no.

Aunque el deseo de los mercados es que los dos contrincantes promuevan una posición abierta a la comunicación y al dialogo entre ellos, lo que la realidad refleja es que ambos mantienen una posición tensa, que genera tensiones, incertidumbre, carente de claridad y generadora de volatilidad.

En caso de que las autoridades de Barcelona confirmaran los resultados derivados del referéndum 1-O, el gobierno central podría invocar el artículo 155 de la Constitución, el cual permitiría que Madrid se encargue del gobierno catalán con una administración autónoma centralizada, o en caso de que el articulo 155 no sea invocado, la proclamación anticipada de elecciones locales.

En términos de tamaño y población, Cataluña es comparable a varios países europeos, como Suiza. Aunque tiene el 16% de la población española, genera el 19% del PIB de España y el 25% de sus exportaciones. Su PIB por persona es actualmente un 14% superior al promedio de la UE (pero ligeramente inferior al de otras regiones de España como la región de Madrid, el País Vasco y Navarra). Mientras tanto, el resto de España tiene un PIB por persona de aproximadamente 10% -15% por debajo del promedio de la UE. El desempleo también es más bajo en Cataluña que en el resto de España, y similar al de la región de Madrid.

Esto significa que Cataluña, así como el nuevo estado español que emerge de una división, podrían ser países perfectamente viables por su cuenta. Por supuesto, habría consecuencias económicas para ambos después de una división, pero esto puede ser peor a corto plazo que a largo plazo.

Por supuesto, Cataluña deberá invertir en la creación de nuevas estructuras estatales, como embajadas y un banco central. Esto puede costar más de lo que Cataluña paga ahora por la proporción de las mismas estructuras para un estado mayor. Por el contrario, el nuevo gobierno español podría usar la división como una oportunidad para simplificar sus propias estructuras administrativas, ya que las preferencias del resto de la población española serían más homogéneas sin Cataluña.

Ya se pueden observar los inicios de los efectos y resultados que la Independencia de Cataluña provocarán en el IBEX 35.

Distintos inversores españoles e inversores extranjeros han cambiado sus estrategias reduciendo el peso que mantenían en el IBEX 35, así también, varias empresas influenciadas por la incertidumbre generada con este conflicto decidieron que sus sedes sean trasladadas fuera de la región.

Observando esta situación desde el aspecto técnico, es fundamental mantenerse preparado para cualquier eventualidad marcando los niveles de soporte y resistencia de forma consistente.

El sentimiento del riesgo político, populismo e incertidumbre sistemática acechan Europa y, por ende, al euro.

SHARE