Home Noticias Con la mediación del Papa, Maduro y la oposición inician un diálogo...

Con la mediación del Papa, Maduro y la oposición inician un diálogo político

SHARE

En medio de una nueva escalada de tensión en Venezuela, el papa Francisco recibió hoy, sorpresivamente, al presidente Nicolás Maduro en una audiencia privada y llamó al diálogo al gobierno y la oposición. Horas después, un enviado del Vaticano, el Nuncio Apostólico en la Argentina, monseñor Emil Paul Tscherrig, anunció en Caracas la puesta en marcha de un proceso de diálogo entre las partes, luego de reunirse separadamente y en secreto durante el fin de semana con sus representantes. El diálogo empieza el domingo en isla Margarita. Así quedó de manifiesto que la Santa Sede asumió una gestión de buenos oficios en el país ante el agravamiento de la situación, las necesidades de la población y el temor de que se inicie una espiral de violencia.

La intervención del Vaticano se produce luego de que el jueves el Consejo Nacional Electoral, dominado por el chavismo, suspendió el referéndum revocatorio del mandato de Maduro. La decisión indignó a la oposición que anunció una serie de protestas que culminará mañana con la llamada “Toma de Venezuela”. Además, la Asamblea Nacional (Congreso), controlada por la oposición, acusó este domingo al gobierno de perpetrar un “golpe de Estado”, tras sortear un intento de militantes chavistas de irrumpir en el Congreso. Finalmente, ayer la organización Human Rights Watch difundió un tremendo diagnóstico de la situación en Venezuela (Ver pág. 6).

En un comunicado, el Vaticano dijo que en su reunión con Maduro, el Papa se pronunció a favor de “un diálogo sincero y constructivo” entre el régimen chavista y la oposición con el objeto de “aliviar el sufrimiento” de la población y promover la “cohesión social”. Y señaló: “De esta manera, el Papa ha deseado continuar ofreciendo su contribución a favor de la institucionalidad del país y ayudar a resolver las cuestiones pendientes y a crear mayor confianza entre las partes”. Maduro llegó al Vaticano luego de realizar una breve gira por países de Medio Oriente para acordar con otros países petroleros políticas sobre su comercialización ante los vaivenes de su precio.

Poco después, el enviado del Vaticano anunció en Caracas el inicio del proceso de diálogo, que comenzará este domingo con una reunión de las partes en la Isla Margarita. Al hacerlo, monseñor Tscherrig pidió a las partes que cumplan los acuerdos a los que lleguen. “Hoy se ha iniciado el diálogo nacional durante un encuentro entre representantes del gobierno y de la oposición con el propósito de establecer las condiciones para convocar una reunión plenaria en la Isla Margarita el 30 de octubre”, dijo. Y completó: “Este proceso tiene como objetivo la superación de las coyunturas económicas, políticas y sociales”.

Monseñor Tscherrig hizo el anuncio durante una conferencia de prensa en la que estuvo rodeado por los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España) y Martín Torrijos (Panamá) que, junto con su colega de República Dominicana Leonel Fernández, llevan adelante una gestión de buenos oficios promovida por a Unasur, presidida por el ex presidente colombiano Ernesto Samper. Mesa a la que se acaba de sumarse el Vaticano, cuya participación parece haber sido clave para destrabar la situación. La Santa Sede hacía tiempo que había mostrado su disposición a ser de la partida, pero ponía como condición que se lo pidieran formalmente el gobierno y la oposición.

En rigor, la oposición inmediatamente se lo solicitó. Pero el gobierno se venía demorando. Cuando semanas atrás el Consejo Nacional Electoral subió las exigencias para la recolección de firmas con vistas al revocatorio (tienen que llegar al 20% del patrón electoral en los 23 estados) recién entonces Maduro pidió la intervención del Vaticano. Parece obvio que buscó hacerlo con más trabas al referéndum que la oposición cree impostergable y será el punto clave en las discusiones que están por comenzar. La oposición reclama, además, que el revocatorio se realice este año, para que puedan ser convocadas nuevas elecciones presidenciales. Si el referéndum se realizara el año próximo, y Maduro es cesado, asumiría su vice presidente.

En medio de un gran hermetismo, monseñor Tscherrig partió el viernes de Buenos Aires rumbo a Caracas y durante el fin de semana se vio con representantes del gobierno y la oposición para acordar el proceso de diálogo. “Este domingo a la tarde, una delegación de la Mesa de la Unidad Democrática –opositora-, se entrevistó con el enviado del Papa, con el Nuncio (en Venezuela) y con los presidentes de la comisión de la Unasur”, reveló el presidente del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup.

Al enterarse de la visita de Maduro al Papa, el ex candidato presidencial de la oposición Henrique Capriles, fue cauteloso: “Yo le digo al papa Francisco: Aquí nosotros estamos lidiando con el diablo, la lucha de los venezolanos es contra unos diablos”. El líder opositor agregó que es de la idea de ir a un diálogo con el Gobierno, pero que en esta ocasión solo iría por el Papa. “Maduro es capaz de mentirle al Papa, de burlarse del Papa. El Papa sabe lo que está pasando en Venezuela”, señaló en un programa de radio caraqueño.

Con la mediación del Papa, Maduro y la oposición inician un diálogo político

SHARE