Advertisement

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de abril.- Las buenas sensaciones que dejó México en sus juegos frente a Ecuador y Paraguay quedaron en el olvido en un partido que no debió ser. El representativo de Estados Unidos, invicto ante el Tri desde que Jürgen Klinsmann tomó la dirección técnica, ganó 2-0 sin ser muy superior pero sí afortunado.

No se podía esperar mucho de un partido armado al vapor y los malos presagios fueron correspondidos en la árida cancha del Alamodome. Ninguna de las dos escuadras tuvo la oportunidad de contar con sus mejores elementos por no tratarse de una fecha FIFA, lo que llevó a que se viera un espectáculo pobre, en el que el once estadunidense salió mejor librado.

Advertisemen

Si bien la rivalidad entre ambas selecciones llevó a que hubiera mucha intensidad, nunca se pudo observar una intención de juego. Fue puro músculo. Jürgen Klinsmann y Miguel Herrera no encontraron la forma de maquillar lo inoportuno del partido.

Destacable por el Tri en la primera parte, sólo la actuación de Carlos Salcedo, quien sobresalió por su buena ubicación y rapidez en las coberturas, a pesar de que era su estreno y una ocasión de gol que generó Gerardo Flores en el minuto 40, cuando escapó por la banda derecha para habilitar a Eduardo Herrera, quien remató apenas por un lado del arco. Poco para unos jugadores que intentan ganarse un sitio en Copa América o Copa Oro.

Los estadunidenses, también dispersos en su accionar, tuvieron que encontrarse con un error de la zaga mexicana para generar daño, en otra muestra de la pobreza del encuentro, sólo que a diferencia del Tri sí supieron aprovechar los momentos. Afortunados, con dos jugadas en las que parecía no haber mayor peligro, encontraron las dos anotaciones con las que lograron la victoria que tocó el orgullo del equipo mexicano.

En la primera acción, ocurrida en el minuto 59, Michael Bradley intentó filtrar un esférico, enseguida Osvaldo Alanís metió la pierna, pero dejó el balón a merced del jugador de la Universidad de Stanford, Jordan Morris, quien definió por abajo ante la salida de Cirilo Saucedo para poner el 1-0.

En la siguiente, que se dio en el minuto 71, Juan Agudelo recortó a George Corral, sacó un derechazo que no pudo desviar Cirilo Saucedo para dejar el 2-0 definitivo, el que empañó la buena imagen del Tri desde que llegó el Piojo Herrera.

Sé bien lo que pasó: Herrera

Miguel Herrera prefirió sacar conclusiones positivas por la derrota de 2-0 frente a los Estados Unidos en vez de lamentar la jetatura instaurada por su rival en el clásico de la zona de la Concacaf.

Sin hacer aspavientos, el estratega aseguró que el partido de anoche le sirvió para saber qué jugadores “pueden servir” para futuras convocatorias. De los seis juegos que hila el Tri sin doblegar a su enconado rival no hubo un comentario profundo.

Tengo bien en claro lo que pasó”, aseguró Herrera, quien destacó únicamente la primera parte que logró desarrollar su equipo.

Con la misma piedra; México cae de nuevo ante Estados Unidos