Advertisement

El conductor de Uber que mató a tiros a seis personas e hirió a otras dos el sábado en Kalamazoo, una pequeña localidad de Michigan (norte de EEUU), fue formalmente inculpado este lunes con seis cargos de homicidio.
Jason Brian Dalton, de 45 años, sentado con uniforme de presidiario anaranjado y gruesos anteojos, fue presentado en un tribunal local y se mantuvo impasible mientras un juez le leyó los cargos en su contra en el condado de Kalamazoo.
Los fiscales dijeron que están tratando de determinar por qué Dalton disparó –aparentemente al azar– mientras conducía a través de Kalamazoo el sábado en la noche. El reo también fue inculpado de dos cargos de agresión con el fin de cometer homicidio y ocho cargos de delitos con armas.
“Deseo guardar silencio”, dijo Dalton cuando durante la audiencia se le preguntó si tenía algo para declarar.
El sospechoso quedó detenido sin derecho a fianza hasta la audiencia preliminar fijada para el 3 de marzo.
Según las cadenas ABC News y CNN, responsables del caso afirmaron durante otra audiencia que Dalton confesó a los investigadores haberle “quitado la vida a personas”.
Tras esta nueva tragedia, el presidente Barack Obama insistió este lunes en la aprobación de una legislación más estricta sobre armas de fuego. “Otra comunidad fue aterrorizada por la violencia armada (…). Hoy hay familias quebradas”, declaró tras un acto en la Casa Blanca.
El fiscal del condado de Kalamazoo, Jeff Getting, dijo al canal de noticias CNN que el cargo por asesinato implica una cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Conductor de Uber inculpado por seis asesinatos en tiroteo

Advertisemen