Home Noticias Congresista Frankel tacha de inmorales y dañinos viajes de Trump a su...

Congresista Frankel tacha de inmorales y dañinos viajes de Trump a su club de West Palm Beach

SHARE

Frankel y los también representantes demócratas por Florida, Ted Deutch y Alcee Hastings, cuestionaron esta semana los gastos y perjuicios económicos que ocasionan al condado Palm Beach las visitas de Trump y lo instaron a “reembolsar” ese dinero o abstenerse de viajar “al área”

La congresista Lois Frankel calificó de “inmoral” el provecho que saca el presidente de EEUU, Donald Trump, a su club de Florida y junto con otros legisladores le pasó la cuenta de cobro por los gastos en que incurren gobiernos locales con las constantes visitas presidenciales.

La representante por Florida aseguró que Trump, quien la próxima semana hará la que será su sexta visita a Mar-a-Lago desde que asumió el cargo el 20 de enero, incrementó de 150.000 a 300.000 dólares la membresía anual de este lujoso club costero en el pequeño pueblo de Palm Beach, a 65 millas (105 kms) al norte de Miami.

“Los miembros de Mar-a-Lago están pagando para cenar en un ambiente de líderes mundiales”, afirmó hoy la congresista ante el Comité de Asuntos Externos de la Cámara.

Frankel y los también representantes demócratas por Florida Ted Deutch y Alcee Hastings cuestionaron esta semana los gastos y perjuicios económicos que ocasionan al condado Palm Beach las visitas de Trump y lo instaron a “reembolsar” ese dinero o abstenerse de viajar “al área”.

En una carta enviada esta semana al presidente republicano, los congresistas le urgieron a una “pronta compensación”.

La carta fue firmada también por la alcaldesa de West Palm Beach, Jeri Muoio, que se quejó de la “carga financiera” que representan las visitas presidenciales a lo que Trump ha denominado la “Casa Blanca de invierno”, una antigua y amplia propiedad frente al mar que adquirió en 1985 y convirtió en un selecto club privado.

Señaló que estas implicarán unos 4 millones dólares más anuales a su ciudad para “personal adicional” de seguridad y hasta una inversión de más de 4 millones para equipos para enfrentar posibles incidentes críticos.

La misiva se hace eco de las denuncias de Stellar Aviation, que opera el Aeropuerto de Lantana, a menos de 15 millas (24 kilómetros) de Mar-a-Lago, que debe cerrar mientras el presidente está allí, debido a las restricciones al tráfico aéreo que se producen en esa situación.

Frankel explicó que este aeropuerto podría perder hasta un millón de dólares al finalizar el año, reiterando las quejas de Jonathan Miller, su administrador, quien dijo a EFE que cada fin de semana que Trump visita Palm Beach pierde 30.000 dólares en ingresos.

Según la congresista, por los menos 1,7 millones de dólares ha sufragado la oficinal del alguacil del condado de Palm Beach para garantizar la seguridad del presidente Trump, cifra que podría subir a entre 3 y 6 millones de dólares para fin de año.

Frankel además planteó que es “inmoral” que el presidente se beneficie de la visita de altos dignatarios, como la reciente del primer ministro nipón, Shinzo Abe, y otra prevista para la próxima semana del presidente chino, Xi Jinping.

“Trump piensa que jugando al golf con el japonés o cenando en el club es sustituto, digamos, por ayudar a Japón después del terremoto”, manifestó Frankel.

“Puso a funcionar el Departamento de Estado en Mar-a-Lago. Es un charlatán de negocios a expensas de la diplomacia real”, agregó.

La congresista preguntó qué “autoridad moral” tiene un presidente que “se beneficia de sus visitas” a Mar-a-Lago para sentarse a la mesa con otros mandatarios y hacerles demandas.

Por otro lado, medios de prensa estiman que cada viaje de Trump a Palm Beach cuesta al menos 3,6 millones de dólares, basándose en lo que costó uno que hizo en 2013 el entonces presidente Barack Obama a Florida.

El grueso de esa suma se va para el avión presidencial Air Force One y le siguen el costo del despliegue del Servicio Secreto, la Guardia Costera y la Policía para velar por la seguridad del mandatario.

El congresista Deutch dijo que buscará el “desembolso de los dineros al condado Palm Beach” y reprochó a Trump que haya pasado una veintena de días de los 68 que lleva en el cargo en su lujosa residencia privada en el sur de Florida.
FUENTE: EFE

 

SHARE