Home Deportes Cristiano Ronaldo comparece y desaparece

Cristiano Ronaldo comparece y desaparece

SHARE

A Cristiano no se le vio ni el pelo en su comparecencia en el juzgado por presunta evasión fiscal.

Cristiano Ronaldo llegó pasadas las 11 de la mañana al juzgado de instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón citado por la juez Mónica Gómez para rendir declaración luego de ser denunciado por la Fiscalía por un delito de evasión fiscal por un monto 14.7 millones de euros. Centenares de medios de comunicación, en una cobertura sin precedentes en los juzgados del poblado a las afueras de Madrid, esperaban a la llegada del jugador a las puertas del edificio, vallado por la policía.

Cristiano fue conducido al edificio público a través de la puerta secundaria, ubicada en el estacionamiento techado. No dio oportunidad a ser visto ingresando por su propio pie y a través de la puerta principal.

Lo había dejado todo para la salida. O al menos eso se esperaba. Una empresa privada había instalado, a la salida del juzgado, un atril desde donde el jugador leería un comunicado de prensa tras rendir su declaración. Naturalmente, había una gran expectación por sus primeras palabras desde que se diera a conocer la denuncia en su contra el pasado 13 de junio.

Se esperaba que Cristiano clamara “inocencia”. Desconocimiento. O como ha filtrado tanto la empresa que lo representa como su equipo de abogados desde que se desatara el escándalo, “diferencia en los criterios” legales en lo que a derechos de imagen concierne.

Pero Cristiano se marchó a casa por la misma puerta por la que entró. Quien utilizó el atril fue el portavoz de Gestifute, Iñaki Torres.

“El jugador ha declarado. Está todo en orden y ya está en camino a su casa. Recibirán (los medios) una nota de prensa en unos 15 minutos”, dijo Iñaki Torres.

La declaración de Cristiano ante la magistrada, de casi dos horas de duración, se realizó a puertas cerradas, al tratarse de una comparecencia “en calidad de investigado” en un proceso que se encuentra aún en “fase de instrucción” y no de un juicio.

Ese se emplazaría si la magistrada encuentra indicios de delito y lo acusa de manera oficial tras escuchar su declaración.

La Fiscalía Provincial de Madrid interpuso una denuncia contra el jugador el pasado 13 de junio por cuatro delitos de evasión fiscal presuntamente cometidos entre 2011 y 2014 por un total de 14.7 millones de euros.

La Fiscalía acusa a Cristiano Ronaldo de haber creado, en 2010, una estructura de sociedades en el extranjero para “ocultar al fisco las rentas generadas en España” por la venta de derechos de imagen de manera “voluntaria y consciente”.

Según Hacienda, Cristiano habría defraudado 1.39 millones de euros en 2011; 1.66 millones en 2012, 3.2 millones en 2013 y 8.5 millones en 2014. Al tratarse de cantidades superiores a los 120 mil euros anuales, el fraude fiscal se convierte automáticamente en delito que, de probarse, conllevaría un castigo de entre dos y cinco años de prisión.

Mientras los abogados y agentes de Cristiano insisten en la inocencia del jugador basados en esa “diferencia de criterios” entre las leyes españolas concernientes a la venta de derechos de imagen, el jugador ha mantenido un silencio costoso en imagen para el Real Madrid.

Cristiano amenazó con marcharse de Madrid, según publicara el diario A Bola, cercano a Gestifute hace más de un mes, supuestamente molesto por la falta de apoyo del club en el caso. El jugador, que extendió sus vacaciones hasta el 5 de agosto tras su participación en la Copa Confederaciones, ha sido la gran ausencia del cuadro merengue en la gira de pretemporada. Y es la hora en que no se ha pronunciado oficialmente al respecto.

SHARE