Home Salud Cuáles son las ventajas y desventajas de la copa menstrual

Cuáles son las ventajas y desventajas de la copa menstrual

SHARE

La copa menstrual vienen ganando terreno entre las mujeres, como una alternativa más sana, ecológica y simple que las tradicionales toallitas y tampones.

La copa menstrual es un recipiente de silicona que se puede doblar como una C para introducirse dentro de la vagina, como si fuera un tampón. Gracias a su elasticidad, se adapta a las paredes vaginales y junta todo el flujo, pero no lo absorbe. Es por eso que después de cada uso, se vacía, se enjuaga o se seca con papel higiénico y se coloca de nuevo.

Se puede usar durante todo el ciclo, incluso de noche y también cuando te bañás. Las copas tienen mayor capacidad que las toallitas o los tampones. Dependiendo del flujo de cada mujer, se la puede usar hasta 12 horas seguidas.

La BBC hizo un informe con testimonios sobre ventajas y desventajas de este método:

1. Más baratas a largo plazo. Aunque el precio inicial es más caro, a largo plazo se gasta menos que comprando otros productos para la menstruación como compresas o tampones.

2. Más autonomía que un tampón. A diferencia de los tampones, que deben ser cambiados cada pocas horas, las copas menstruales solo necesitan ser retiradas, vaciadas y enjuagadas aproximadamente cada 12 horas. Según Marta, una usuaria, “son ideales para situaciones en las que vas a estar muchas horas fuera y en algún lugar donde es difícil cambiarse, como en la playa o de camping”.

3. No absorben la humedad vaginal. Son particularmente útiles cuando el flujo menstrual es poco, porque a diferencia de los tampones, que absorben la humedad vaginal, las copas no resecan la vagina.

4. Más ecológica. Como es reutilizable, además de no generar basura que contiene plástico, como las compresas y tampones, se ahorra en residuos como envoltorios, cajas y aplicadores.

Más natural. Muchas usuarias destacan que tienen una sensación más natural al utilizar la copa menstrual.

Las desventajas:

1. Puede tomar tiempo acostumbrarse a ponerla y a sacarla. Al principio puede resultar un poco incómoda y ser difícil de insertar y retirar.

2. Hay más contacto con la sangre, lo que puede molestar a gente impresionable. Aunque, claro, para algunas esos bueno, porque sangrar es algo natural que se volvió “un tabú”.

Puede ser más engorrosa. Tanto las usuarias consultadas por BBC Mundo como varias blogueras coinciden en que retirar la copa puede ser algo engorroso, sobre todo al principio cuando no tenés práctica.

4. Difícil de lavar en baños públicos. Como al vaciar la copa hay que lavarla, necesitás un baño que te permita hacerlo con privacidad. Algunas usuarias dicen que llevan una botella de agua con ellas para poder enjuagar la copa en baños que solo tienen piletas públicas. Otras esperan a hacerlo cómodamente en sus casas, ya que pueden llevar la copa durante muchas horas.

Fuente: SM – Rosario

SHARE