Home Noticias DACA funciona y demuestra el valor de la reforma migratoria

DACA funciona y demuestra el valor de la reforma migratoria

SHARE

Este miércoles se cumplen cuatro años del día en que el Presidente Obama lanzó un programa que cambió mi vida. La Acción Diferida para niños inmigrantes (DACA) ha llevado tranquilidad a personas que llegaron a Estados Unidos durante su infancia, así como la oportunidad de tener un permiso de trabajo y una vida sin miedo de deportación a 36,000 personas en el estado de Nueva York y más de 700,000 en todo el país.

Llegué a Estados Unidos desde Chile cuando apenas tenía unos meses de edad junto a mis padres y mi hermana. Vivíamos en el sótano de un pariente y dormíamos en dos camas grandes en una sola habitación. Mamá limpiaba casas mientras papá servía comidas y conducía un auto de alquiler. Fue difícil, pero mis padres lucharon duro para que pudiéramos vivir como una familia estadounidense promedio. Siempre destacaron la importancia de la educación y trabajaron duro para asegurar que mi hermana y yo tuviéramos los recursos necesarios para triunfar en la escuela.

Un tiempo después, pudimos mudarnos a un apartamento más grande y hasta tomar vacaciones familiares ocasionales en Florida — aunque fuera conduciendo una SUV para llegar. Mi hermana pudo estudiar en la universidad sin añadir presiones financieras a nuestra familia, aprovechando una política estatal que establece el pago regular de matrícula universitaria para los residentes de Nueva York sin importar su estatus migratorio.

Fue entonces que el Presidente Obama anunció DACA, y esto me motivó a buscar pasantías a las que no habría podido tener acceso sin un permiso de trabajo. Pude encontrar un empleo pagado de medio tiempo mientras completaba varias pasantías, incluyendo una en la Alcaldía de Nueva York que me trajo a mi empleo actual en City Hall y una oportunidad para representar a la ciudad que es mi hogar.

DACA es bueno para Nueva York, ayudando a integrar la población inmigrante en una forma que es buena para esta ciudad y el país. Por ello, la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Migratorios (MOIA), bajo la dirección del alcalde Bill de Blasio, invierte en programas para ayudar a los inmigrantes neoyorquinos a obtener los beneficios de DACA. Eso incluye dos campañas educativas; ActionNYC, la primera red de asistencia jurídica comunitaria gratuita; y la Iniciativa de educación ActionNYC DACA, un programa que desde el próximo año fiscal educará a los inmigrantes neoyorquinos sobre su elegibilidad para DACA.

La Ciudad de Nueva York ha ayudado a los inmigrantes con DACA porque su necesidad es tan apremiante. El Congreso no ha podido arreglar nuestro averiado sistema migratorio. Por ello, el Presidente Obama creó DACA y ha estado luchando para crear el programa de Acción diferida para padres de estadounidenses y residentes permanentes (DAPA, por sus siglas en inglés). Y por ello, la coalición Cities for Action, integrada por más de 100 municipalidades y cofundada por el alcalde de Blasio, envió una carta a la Corte Suprema en apoyo a estos programas.

Pero no podemos detenernos ahí. Lo que DACA provee es apenas una prórroga. A diferencia de la Ley de reforma y control de inmigración (IRCA, por sus siglas en inglés) promulgada por el Presidente Ronald Reagan en 1986 y que otorgó residencia permanente a 2.7 millones de inmigrantes indocumentados, DACA no ofrece una vía hacia la ciudadanía o un estatus legal permanente. La reforma migratoria proveería inmensos beneficios a los inmigrantes y produciría beneficios económicos significativos a largo plazo para Estados Unidos, de acuerdo a la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO).
La alegría y el agradecimiento me embargaron cuando oí hablar sobre DACA porque me ofreció una oportunidad de expresar mi dedicación a la Ciudad de Nueva York y sus comunidades a través de mis estudios.

En este cuarto aniversario de DACA, urjo al Congreso a proveer una vía para que los inmigrantes indocumentados puedan obtener un estatus legal permanente y la ciudadanía, para que nuestras contribuciones a esta nación puedan seguir creciendo cada día.

(Raúl Contreras, Oficina de Prensa de la Alcaldía de Nueva York)

DACA funciona y demuestra el valor de la reforma migratoria

SHARE