Home Noticias Denuncian que el jefe de campaña de Trump recibió dinero ilegal

Denuncian que el jefe de campaña de Trump recibió dinero ilegal

SHARE

Las malas noticias para Donald Trump se acumulan dramáticamente en estos últimos días y ponen en riesgo su ambición de convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos: hoy se supo que su jefe de campaña, Paul Manafort, recibió unos 12,7 millones de dólares por su trabajo como consultor durante cinco años del partido prorruso de un ex presidente ucraniano. Esta revelación, además de caer como una bomba en el equipo de Trump, alimenta las sospechas de que la mano de Rusia pueda estar metida en la carrera por la Casa Blanca.

El pasado de Manafort en Ucrania ya era conocido en ciertos círculos pero es la primera vez que se conoce el monto supuestamente recibido por sus servicios de asesoría al partido prorruso del ex presidente ucraniano Viktor Yanukovich, entre 2007 y 2012, según documentos revelados por The New York Times. El nombre del hombre de confianza de Trump aparece 22 veces en 400 páginas escritas a mano en caracteres cirílicos en unos libros de contabilidad hallados en la sede central del partido de Yanukovich, según el Times. Allí se revelan los pagos asignados por 12,7 millones, pero no está claro si realmente los recibió o no.

Los libros fueron obtenidos por la Oficina Nacional Anticorrupción de Ucrania. Los investigadores sostienen que la red fue usada para desviar activos de Ucrania e influir en las elecciones mientras Yanukovich estaba en el poder. El presidente ucraniano fue desplazado del gobierno por una rebelión proccidental en 2014, tras la cual Rusia ocupó la península de Crimea y apoyó un movimiento separatista en el este del país que combate con Kiev. El conflicto ha cobrado 9.500 vidas. Yanukovich está ahora refugiado en suelo ruso.

Manafort negó en un comunicado haber obrado mal: “La sugerencia de que acepté pagos no contabilizados en libros carece de fundamentos, es disparatada y ridícula”, dijo. Como era de esperar, la campaña de Hillary Clinton salió a criticar a Manafort por sus vínculos con Rusia y sus intereses pro–Kremlin. El líder de los asesores de la candidata demócrata, Robby Mook, dijo que las revelaciones eran “preocupantes” y que Trump “tiene una responsabilidad en hacer públicos todos los vínculos” de Manafort con “Rusia o sujetos prorrusos”.

Las revelaciones del Times llegan poco después de que a fines de julio, durante la Convención demócrata en Filadelfia, se destapara un escándalo con mails revelados por Wikileaks, en los que se señalaba que la cúpula del partido oficialista había boicoteado la campaña de Bernie Sanders en favor de la de Hillary. Las investigaciones del FMI y las sospechas demócratas apuntaron entonces contra hackers rusos que habrían sido los que entraron al sistema del partido. Y Trump, en una conferencia de prensa, llegó a dar la bienvenida a que los rusos revelaran todos los mails. Si bien luego el magnate se retractó, la campaña de Hillary lo acusó de incitar a que Moscú se metiera en los asuntos internos de Estados Unidos. Trump ha elogiado varias veces al presidente Vladimir Putin, con quien Washington no tiene buena relación, y el ruso hizo lo propio con el millonario.

Este nuevo escándalo con Manafort cae en un pésimo momento de la campaña de Trump, que atraviesa la peor tormenta desde que el magnate se lanzó a la carrera presidencial. Luego de una serie de polémicas declaraciones, de pelarse con las autoridades del partido y de decir que Barack Obama y Hillary eran los “fundadores” del grupo terrorista ISIS, el republicano ha caído abruptamente en las encuestas y es superado hasta por 10 puntos por la demócrata. Más aún, los sondeos lo dan perdedor en distritos que son clave a la hora de ganar las elecciones generales, como Florida, Ohio, Virginia, Pennsilvania o Colorado.

El ambiente está tan pesado para los republicanos que el diario finaciero conservador Wall Street Journal cargó ayer con dureza contra el magnate y le advirtió que “o toma medidas” para relanzar su campaña o los republicanos deben dar por perdida la carrera presidencial y centrarse en “salvar” las elecciones en el Congreso, que hoy dominan. En un editorial, el diario de Rupert Murdoch dijo que “si los republicanos no logran que Trump tome medidas para el Día del Trabajo (primer lunes de septiembre), el partido no tendrá otra opción que dejar de lado al nominado como imposible y centrarse en salvar las elecciones en el Senado y la Cámara de Representantes”.

El editorial, titulado “La hora de la verdad de Trump”, recalcó que el magnate neoyorquino “está en camino de perder una carrera que era alcanzable” y señala los números de las últimas encuestas. Pero el diario fue aún más allá: “Trump debe dejar de culpar a todo el mundo y comportarse como alguien que quiere ser presidente, o entregar la nominación al candidato a vicepresidente Mike Pence”

Contribucion del – El Clarin

Denuncian que el jefe de campaña de Trump recibió dinero ilegal

SHARE