Advertisement

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que él habría tenido el coraje de entrar incluso sin armas en la escuela de Florida para impedir la masacre que causó 17 muertos y que impulsó a los estudiantes a pronunciarse para limitar el acceso a las armas de fuego.

“Pienso que yo habría corrido e ingresado a la escuela aun sin tener un arma, y creo que la mayoría de ustedes habría hecho lo mismo”, dijo el mandatario durante una reunión con los gobernadores de los 50 estados federales en la Casa Blanca.

Advertisemen

La declaración de Trump apunta a un policía armado que el día de la masacre se apostó supuestamente en el exterior de la escuela en Parkland, sin ingresar ni tratar de detener al joven Nikolas Cruz que dejó 17 muertos, en su mayoría adolescentes.

“El desempeño ha sido francamente una vergüenza”, dijo el presidente.

Los agentes que podían haber tratado de interceptar el ataque a la escuela “no son exactamente personas a ser condecoradas por la medalla de honra. Ha sido una cosa asquerosa”, añadió.

El oficial señalado, Scot Peterson, se defendió a través de su abogado, asegurando que no entró porque pensaba que el tiroteo se produjo fuera de la escuela.

“Las acusaciones de que Peterson era un cobarde y que su actuación, en estas circunstancias, no estuvieron a la altura de los oficiales de policía son evidentemente falsas”, dijo el abogado del ex policía, Joseph Di Ruzzo, en un comunicado.

El responsable por el estado de Washington, el demócrata Jay Inslee, sugirió a Trump que podría ser beneficioso “un poco menos de Twitter y escuchar más”, especialmente las objeciones a la idea del presidente de entrenar y armar a algunos maestros.

La semana pasada, Trump se pronunció a favor de medidas como mejorar los controles de antecedentes, aumentar la edad legal para comprar armas y prohibir los “bump stocks”, unos dispositivos que transforman fusiles semiautomáticos en metralletas.