Advertisement

Gina, Michelle y Amanda dicen “gracias… estamos bien”.

Las tres mujeres secuestradas en una casa en Cleveland, Ohio, durante más de una década, reaparecieron esta semana en un video de YouTube. Por primera vez desde su liberación dos meses atrás, se dirigieron al público para dar las gracias por todo el apoyo que han recibido, decir que están mejorando cada día, y de nuevo pedir discreción a los medios.

Advertisemen

Las tres mujeres fueron separadamente raptadas entre 2002 y 2004, cuando tenían 14, 16 y 20 años de edad. La liberación llegó después de que Amanda Berry rompiese una puerta y pidiese ayuda a los vecinos.

En el video se dirigieron a quienes las ayudaron en su liberación y a todos los que donaron por su causa. Su fondo de ayuda recibió más de un millón de dólares en donativos.

Las tres se ven en el video, y en sus palabras, bastante recuperadas del horror que vivieron, mientras  su secuestrador y torturador, Ariel Castro, se ha declarado “no culpable”. Según la acusación, Castro mantuvo a las tres mujeres en un sótano de su residencia sin que nadie se enterase, manteniéndolas atadas con cadenas y sogas: las abusaba y torturaba diariamente tanto física, psicológica como mentalmente.
A Michelle Knight le provocó cinco abortos a golpes, excepto una vez, que le permitió el embarazo, y por eso tiene una hija de seis años de edad.

“Quiero que todos sepan lo feliz que soy de estar aquí en mi casa con mi familia y amigos”, dijo Berry que hoy tiene 27 años.
“Yo diría gracias por su apoyo”, dijo Gina de Jesús.
Y Michelle Knight, dijo estas palabras que debieran quedar grabadas en todos nuestros cerebros y corazones:
“Quizás estuve en el infierno y volví, pero soy lo suficientemente fuerte como para caminar por el infierno con una sonrisa en mi cara y la cabeza erguida. No dejaré que la situación defina quién soy. Yo definiré la situación. No quiero que me consuma el odio”.