Advertisement

La suerte de los nicaragüenses amparados con el Estatus de Protección Temporal (TPS) en Estados Unidos ya está escrita.

El gobierno de Estados Unidos publicó el viernes 15 el anuncio oficial de terminación del beneficio migratorio y los procedimientos para registrarse al periodo de gracia de un año para no perder los beneficios.

Advertisemen

Según el Registro Federal, el TPS para los nicaragüenses está establecido para que finalice el cinco de enero de 2018, pero para ofrecer una transición ordenada, la fecha de caducidad se ha extendido por un año más hasta el cinco de enero de 2019.

El Departamento de Seguridad Nacional hizo el anuncio la primera semana de noviembre y explicó que después de revisar la situación en el país centroamericano considera que Nicaragua no califica para ser incluido entre los países amparados con TPS.

La Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) reportó 5.349 nicaragüenses amparados, pero las autoridades de Nicaragua mencionan poco más de 2,500. Las razones son diversas desde personas que abandonaron el programa y no se volvieron a registrar y otras que calificaron a otro tipo de beneficio migratorio.

En el Registro Federal se explica que los nicaragüenses y extranjeros sin nacionalidad, pero que habitualmente residieron en Nicaragua y recibieron el beneficio del TPS y quieren mantener el TPS y recibir un nuevo permiso de trabajo válido hasta el cinco de enero de 2019 deben volver a registrarse al TPS. El seis de enero de 2019 todos los nicaragüenses amparados con el TPS no tendrán más el beneficio migratorio.

El periodo para registrarse para esta última ronda de TPS para los nicaragüenses se inició el 15 de diciembre y finaliza el 13 de febrero. El gobierno de EE.UU. destaca que es importante que las personas interesadas en mantener el Estatus de protección Temporal se registren en el periodo establecido de 60 días y que no esperen a que se venza el permiso de trabajo.

Igualmente, el permiso de trabajo se extiende automáticamente por seis meses, es decir hasta el seis de marzo de 2018 porque no todos los nicaragüenses podrían recibir a tiempo el permiso de trabajo nuevo.

El caso de los hondureños es similar en cuanto al proceso de registración para la última extensión de sólo seis meses que anunció el Departamento de Seguridad Nacional.

Los hondureños con TPS tendrán sus autorizaciones de trabajo extendidas automáticamente hasta el 4 de julio de 2018.

Estos hondureños deben presentar una solicitud para renovar su TPS durante los próximos 60 días o de lo contrario estarán fuera de estado y sujetos a arresto si se encuentran con ICE.

Además, si no se renuevan en los próximos 60 días, no serán elegibles para renovar en julio la próxima ronda de autorizaciones de trabajo TPS.

Cuando renuevan, los hondureños deben presentar los formularios de renovación, pero solo tienen que pagar la tarifa biométrica de 85 dólares, no la tarifa por la autorización de trabajo.

Este es un ahorro considerable ya que la tarifa de empleo de $ 410 no tiene que ser presentada.

En el anuncio inicial el gobierno estadounidense indicó que en julio de 2018 dará una respuesta final sobre el futuro del TPS para los hondureños.