SHARE

El Departamento de Justicia de Estados Unidos estaría reconsiderando presentar cargos contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, informan medios estadounidenses.

El diario The Washington Post y la cadena de televisión CNN informan que el Departamento de Justicia de Donald Trump ha expresado su determinación de revisar la decisión de presentar cargos contra Assange y contra la página web WikiLeaks por publicación en 2010 de material secreto del gobierno y por la revelación en marzo de herramientas de hackeo de la CIA.

El gobierno de Barack Obama nunca cerró por completo el caso contra WikiLeaks por la filtración de cables diplomáticos y documentos militares, habiendo decidido que hacerlo sería como enjuiciar a una organización noticiosa por publicar información clasificada.

Según el Washington Post, fiscales federales han comenzado a elaborar un memorando que contempla los cargos contra miembros de WikiLeaks, los cuales incluirían conspiración, robo de propiedad del gobierno o violación de la Ley de Espionaje.

WikiLeaks ha defendido la publicación del material como una denuncia periodística, y no existe evidencia de que el grupo haya robado la información que publicó, por lo que no está claro si los cargos tendrían mérito.

Balcón de la Embajada de Ecuador en Londres donde se refugia el fundador de WikiLeaks, Julian Assange desde hace más de cuatro años. Enero 18 de 2017.

La decisión de la administración Trump representaría un giro de 360 grados para el presidente estadounidense, que durante la campaña electoral aplaudió al grupo por haber publicado información negativa sobre la campaña de su rival demócrata Hillary Clinton.

CNN sugiere que la decisión de presentar cargos contra Assange y WikiLeaks tomó urgencia después de la elección presidencial de Ecuador en febrero que según las autoridades electorales ganó en segunda vuelta a principios de abril el oficialista Lenin Moreno.

El candidato opositor de tendencia conservadora, Guillermo Lasso había prometido públicamente rechazar el asilo de Assange, quien desde hace varios años permanece refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, para escapar a una orden de arresto de una corte sueca por cargos de violación.

En 2016, Assange había prometido entregarse a las autoridades si el ex soldado estadounidense Chelsea Manning era perdonado. El ex presidente Barack Obama conmutó la sentencia a Manning tres días antes de que Trump asumiera el poder. Manning saldrá en libertad en mayo, pero Assange ahora dice que la orden de conmutación no cumplió con el acuerdo y que no planea entregarse.

SHARE