Home Noticias EE.UU. vigilará el uso redes sociales de inmigrantes

EE.UU. vigilará el uso redes sociales de inmigrantes

SHARE

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos se dispone a extender su sistema de registros para poder recopilar datos de cualquier inmigrante en EEUU incluyendo a residentes permanentes y ciudadanos naturalizados, a partir de sus perfiles de redes sociales y resultados de búsqueda en Internet.

Una nueva regla publicada en el Federal Register la semana pasada llama a incluir “identificadores de medios sociales y alias, información identificable asociada y resultados de búsqueda” en los archivos del inmigrante en poder de DHS.

Esta nueva medida entra en vigor el 18 de octubre, sin embargo, no se conocen muchos detalles sobre el monitoreo. DHS y el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) no respondieron a peticiones de información por parte de El Diario de El Paso. De inmediato, el anuncio generó críticas de organizaciones como el Instituto Fronterizo Esperanza en El Paso (HOPE) y la Unión de Libertades Civiles (ACLU) para Texas y Nuevo México.

Dichas organizaciones pro inmigrantes consideran la medida ‘invasiva’ y un agresivo ‘ataque a los inmigrantes’ por parte del Gobierno del presidente Trump. La medida también plantea entre los activistas “preocupaciones sobre privacidad y libertad de expresión” de la comunidad inmigrante; algunos hablan ya de interponer demandas judiciales por violación a derechos civiles y constitucionales.

El director de ACLU para Nuevo México, Peter Simonson, dijo que el enfoque de recolección de información a través de Internet es ineficaz para proteger la seguridad nacional y es un ejemplo más de la agenda antiinmigrante de la administración Trump.

“Recolectar evidencia a través de las redes sociales para prevenir un ataque terrorista, violaciones y actividad criminal no ha funcionado en el país. El Departamento de Justicia lo ha hecho sin ningún efecto significativo”, dijo Simonson.

“Este aviso de la ley de privacidad deja claro que el Gobierno tiene la intención de conservar la información de las redes sociales de las personas que han migrado a este país, destacando a un grupo enorme de personas para mantener archivos sobre lo que dicen”, agregó.

Para Simonson, la medida tendrá un efecto ‘escalofriante’ en la libertad de expresión de los millones de inmigrantes que publican información diariamente en los medios de comunicación social.

Vigilancia en redes sociales
Según las nuevas normas, el gobierno ampliará sus registros con información disponible públicamente en Internet o “divulgada de conformidad con los acuerdos de intercambio de información”, lo que podría referirse a acuerdos con las compañías tecnológicas y los proveedores nacionales de Internet.

Para Simonson, la medida tendrá un efecto ‘escalofriante’ en la libertad de expresión de los millones de inmigrantes que publican información diariamente en los medios de comunicación social.

La nueva política de la administración Trump no sólo permite a DHS recolectar información de las cuentas de Twitter, Instagram y Facebook de los inmigrantes, sino que también menciona ‘resultados de búsquedas’.

Hasta el momento no es claro si esto significa que la agencia accederá a historiales de búsquedas de Google, por ejemplo. Tampoco se sabe cómo se obtendrán estos datos de redes sociales e Internet.

La nueva política, que permite al gobierno vigilar los perfiles de Twitter o Facebook de cualquier inmigrante, afectará incluso a quienes hayan obtenido una Green Card de residencia permanente o sean ciudadanos naturalizados. En consecuencia, también afectará a todas las personas que mantengan contacto en redes sociales con esos inmigrantes.

“Esto es parte de un proceso más amplio de vigilancia de alta tecnología, dijo a Buzzfeed News el abogado de la Electronic Frontier Foundation Adam Schwartz. “Hay una tendencia creciente en el Departamento de Seguridad Nacional a husmear en las redes sociales de inmigrantes y extranjeros, y creemos que es una invasión de la privacidad que impide la libertad de expresión”.

En mayo, el gobierno de Trump aprobó un nuevo cuestionario para los solicitantes de visas que solicita acceso a sus cuentas en redes sociales en los últimos cinco años, así como información biográfica de los últimos 15 años.

La norma presentada la semana pasada, sin embargo, va más allá de los posibles visitantes a los Estados Unidos y también se aplicaría a aquellos que ya han obtenido una tarjeta verde o han pasado por el proceso de naturalización.

SHARE