Home Deportes EEUU pierde en el Mundial pero gana afición

EEUU pierde en el Mundial pero gana afición

SHARE

En un dramático final digno de una película de Hollywood, la selección de fútbol de Estados Unidos fue derrotada por el equipo de Bélgica por un marcador de 2-1, pero –en particular en Los Ángeles- ganó muchos seguidores un deporte que ha sido subestimado en este país.

Alrededor de seis mil fanáticos que se congregaron hoy en Redondo Beach (cifra jamás vista aquí en un Mundial y que incluso superó las reuniones de hinchas mexicanos), la gran atención de la prensa, los altos niveles de audiencia y una participación sin precedentes de celebridades, dejan -a pesar del resultado de hoy- un saldo positivo en el balompié estadounidense.

“El apoyo a la selección de Estados Unidos ha sido más grande que nunca. Se han visto muchos que no son aficionados pero que están concentrados en el Mundial”, dijo Vicky Mercado, vocera del equipo de fútbol Los Ángeles Galaxy, que organizó las proyecciones de los partidos de EE UU en Hermosa Beach (en la primera fase del campeonato) y en Redondo Beach.

En la pasada Copa de la FIFA, contó Mercado, entre cuatro mil y cinco mil personas acudieron a ver los juegos. “Es obvio que más que nunca hay demasiado interés en este deporte”, recalcó la portavoz.

La estrategia de la asociación nacional de fútbol, la MLS, es que esa fiebre no se apague con la Copa en Brasil. “Después del Mundial, el fútbol continúa en Estados Unidos con la MLS”, subrayó Mercado.
LA Galaxy en busca de nuevos fans del fútbol

El objetivo del evento de hoy del Galaxy, con ambiente de fiesta playera de estudiantes universitarios, es captar la atención de fanáticos esporádicos, como Will Roberts, un afroamericano que no se pierde los juegos de baloncesto de Los Lakers y que vino a Redondo Beach porque lo leyó en las redes sociales.

“Nunca creí que un partido de fútbol fuera tan emocionante. El final estuvo muy emocionante, lástima que perdimos. Pero el equipo jugó con el corazón, con pasión, eso se les festeja”, dijo el muchacho.

Roberts, vecino de Hawthorne, indicó que de ahora en adelante irá más seguido a partidos de fútbol.

Cuando la selección estadounidense tenía dos goles en contra, Mark Smith abandonó el parque donde se proyectaba el encuentro, pero regresó apenas escuchó los gritos de júbilo. El combinado de EE UU sacó la casta y anotó en la portería contraria. Smith se quedó a ver el resto del juego.

“Terminó muy bien Estados Unidos. Nos faltó otro gol”, mencionó el residente de Hermosa Beach, que en raras ocasiones ve los torneos de balompié. Él es seguidor del hockey sobre hielo.

Luis Sagastume, quien vive en Gardena, comenta que ha notado el crecimiento de la afición del fútbol en este país. “De todo viene ahora: se ven blancos, asiáticos, árabes. Está creciendo el fútbol”.

Para algunos expertos, al balompié estadounidense le ha beneficiado la inmigración de Latinoamérica. De hecho, hay jugadores de origen mexicano en su selección. Pero también porque los hinchas de equipos que no fueron al Mundial apoyan a EE UU.

Es el caso de Óscar Loreto, nacido en Guatemala. “Hay más afición, ya ves que a los americanos les gusta más el beisbol, el basquetbol y el fútbol americano, pero cada vez hay más que siguen el fútbol ”, dijo quien vino a EE UU hace 30 años. “Es bueno, da más oportunidad de que los jóvenes jueguen soccer”.

EEUU pierde en el Mundial pero gana afición

SHARE