Home Campeonato Mental El arte de hacer realidad lo deseado

El arte de hacer realidad lo deseado

SHARE

La semana pasada vimos que si su mente está todo el tiempo pensando en la escasez, la Ley Natural de la Atracción le dará más escasez. La Ley de la Atracción no hace realidad sus deseos. No, no dije eso por error: La Ley de la Atracción dice que el Universo, o la vida, o Dios, le dará MÁS de lo mismo que usted proyecta con sus pensamientos, su imaginación, sus palabras y sus acciones. Si usted es pobre tiene que poner todos sus pensamientos en cómo conseguir más abundancia, y pensar y hablar de abundancia. El solitario no puede pensar y hablar de soledad, sino pensar y ver las formas en que puede conseguir compañía. El enfermo no puede pensar y quejarse y hablar de enfermedades todo el tiempo: tiene que pensar en como curarse, y hacer todo lo que tenga que hacer para sentirse mejor.

El filósofo Neville, nos decía que cuando uno piensa DESDE el deseo cumplido, el subconsciente y todas sus capacidades innatas desencadenan una serie de eventos que le llevan a conseguir aquello que usted desea. Esas fuerzas se ponen a su disposición, buscan más información, aprende nuevas cosas sobre lo que usted quiere hacer. Todas las coincidencias se conjuran para que usted haga realidad aquello a lo que más atención prestar: si presta atención a lo malo… MAS COSAS MALAS VENDRÁN A SU CAMINO. Si quiere abundancia de dinero, de amor, de salud… piense en abundancia de esas tres cosas. Y la forma de hacerlo, dice Neville, es imaginándose ya poseedor de lo que quiere, trasladándose en su imaginación hacia el lugar donde estaría cuando logre su sueño.

Neville continúa explicando: “Anclado aquí, sabes dónde vives, tu saldo bancario, tu trabajo, los amigos que tienes y tus seres queridos. Tú vives en ese estado de realidad. Pero en tu imaginación te puedes mover a otro estado y darle el mismo sentido de realidad.”

Y Neville, que era un hombre muy sabio, después aconseja: “Toma mi mensaje de corazón y vive de esa manera. Practica ese arte de la oración diariamente, y entonces un día te darás cuenta que la oración más eficaz es: “Gracias, Padre.”

Lo que quiere decir el gran pensador es que cuando aprendas a concretizar tus deseos, la única oración que necesitarás será la de dar gracias.

“Siendo todo imaginación –dice Neville-, debes colocarte en el lugar donde quisieras estar. Cuando visites ese lugar en tu imaginación estarás preparando un lugar para tus deseos cumplidos.”

O sea, si sueñas con una casa, y en tu imaginación te ves viviendo en ella, y sientes la emoción del deseo cumplido, ese hecho de imaginar está preparando tu camino hacia ese lugar. Igualmente con un trabajo u otra cosa cualquiera que desees. (Cuidado: No sirve para la lotería, no se por qué).

Neville sigue diciendo: “Luego regresas, caminas a través de una serie de eventos, que te llevaron hasta el lugar que visitaste y donde te colocaste imaginariamente. En la imaginación, puedo ponerme dondequiera que deseo estar. Me muevo y veo el mundo desde allí. Luego vuelvo aquí, confiando en que –de alguna manera desconocida para mí- el ser que puede hacer todas las cosas y conoce todas las cosas, me va a llevar físicamente a través de un puente de incidentes hasta donde yo quiero estar. Tú te puedes mover en la imaginación a cualquier lugar y en cualquier momento. Quédate allí como si fuera cierto, y habrás aprendido el secreto de la oración.”

Ejercicio de Concentración

ejercicio brainEs mi Yo-Superior ese que me mira desde el espejo

El objetivo de este ejercicio es aprender a controlar la mente y dirigir tus pensamientos con igual facilidad con que mueves tus manos. El resultado será mejor autoestima y mayor aprecio por tu propia persona.

Determina que los próximos tres minutos son los más importante del mundo en este preciso momento. No permitas que nada ni nadie te aleje de lo que estás haciendo. Son sólo tres minutos. Dedícalos a ti. Un lugar perfecto es el baño, donde nadie te va a interrumpir. Tu atención se va a rebelar, te va a parecer que todo esto es ridículo, o va a traer otros pensamientos a tu mente. Pero tu vuelves a concentrarte. Estás aprendiendo a controlar tu mente, en lugar de dejar que ella te controle.

Ejercicio

Párate frente a un espejo. Mírate a los ojos. Haz dos marcas en el espejo a la altura de los ojos. No muevas la cabeza. Respira profundamente tres veces y suelta el aire lentamente. Ahora, mira con atención esos ojos. No dejes que otro pensamiento entre en tu mente. Manteniendo la cabeza, los ojos y el cuerpo inmóvil, dile a esos ojos:

“Eres una persona confiable”.

“Eres una buena persona y mereces todo lo bueno que la vida ofrece.”

“Te quiero y te respeto.”

Sólo esas tres frases. Continúa mirando a los ojos en silencio, y si ellos te responden algo negativo, responde sólo repitiendo las mismas frases con seguridad y amor. Si no te gustan las frases sugeridas, usa otras, pero usa siempre las mismas. Nunca las cambies. No entres en discusiones. Reafirma las frases una y otra vez, suavemente, pero con seguridad y amor.

Haz este ejercicio todos los días y poco a poco verás cómo tu vida irá cambiando. Toda tu inseguridad, todas tus dudas, serán reemplazadas por una sensación de paz y poder. Esa persona que ves en el espejo es tu YO-SUPERIOR, que está en contacto con la Inteligencia Superior del Universo. Ella es sabia. Acéptala en tu vida.

En el nuevo libro de Mayda Ochoa, que saldrá próximamente, hay mucho más sobre su YO-SUPERIOR. Si desea separar un ejemplar, envíe un email a maydaochoa@gmail.com

El arte de hacer realidad lo deseado

SHARE