SHARE

Con un aumento de 248.000 nuevos puestos de trabajo, el índice de desempleo de Estados Unidos bajó el pasado septiembre un 0,2 %, hasta el 5,9 %, y marcó un repunte del mercado laboral, según informó hoy el Departamento de Trabajo.
El informe del Gobierno indicó que el mes pasado el desempleo se situó por debajo del 6 % por la primera vez desde julio de 2008, lo que confirma la lenta pero paulatina mejora del mercado laboral estadounidense.
Así, el número de personas desempleadas en el país norteamericano se situó en 9,3 millones.
“El sector privado del país registró un récord en cuanto a la creación de nuevos puestos de empleo”, y esto se traduce en “un repunte de la economía del país”, dijo hoy Jason Furman, el principal asesor económico de la Casa Blanca, en un comunicado.
Con 10,3 millones de empleos creados en los últimos 55 meses por parte del sector privado, las cifras apuntan hacia “una recuperación sostenida tras la recesión económica”, enfatizó Furman.
El dato divulgado hoy por el Departamento de Trabajo es superior al pronosticado por los analistas, que esperaban una creación de 220.000 puestos de trabajo.
En el último año, las empresas privadas han aportado un aumento de 2,6 millones de puestos de trabajo, y en lo que va de 2014 han sumado cerca de 2 millones empleos, lo que sitúa al desempleo por debajo del 6 % en más de seis años.
El secretario de Trabajo de EE.UU., Tom Perez, constató la mejoría de los datos, pero se mostró prudente al subrayar que “las cosas se están moviendo indudablemente en la dirección correcta, pero podemos hacerlo incluso mejor”.
Perez subrayó que la Administración del presidente Barack Obama trabaja “más duro que nunca” con el objetivo de crear puestos de trabajo y, de esa manera, “acelerar el crecimiento” de la economía nacional.
Obama se refirió, precisamente, a este asunto en un discurso pronunciado ayer ante la Universidad de Northwestern (Illinois).
“Con una tasa mensual de 200.000 nuevos puestos de trabajo”, el mercado laboral de Estados Unidos se sitúa por delante de Europa y Japón, aseguró Obama en su alocución.
En los últimos cuatro años, “nuestras empresas han contribuido con más de 10 millones de nuevos puestos de trabajo”, un récord histórico en cuanto al crecimiento ininterrumpido del empleo, subrayó el mandatario.
Con motivo del Día Nacional de la Manufactura, el presidente estadounidense tiene previsto anunciar hoy en Indiana nuevas inversiones para el sector, que ha creado 700.000 empleos desde febrero de 2010.
El sector manufacturero, sin embargo, no contribuyó de manera significativa a la creación de empleo en septiembre.
Así, la mayoría de nuevos puestos de trabajo se generaron en empresas de servicios comerciales y profesionales, comercios minoristas, compañías de gestión y consultoría técnica, así como en supermercados y los sectores de la sanidad y la construcción, entre otros.
Desde enero de 2014, la economía tuvo una ganancia promedio de 227.000 empleos mensuales, un 17 % más en comparación al año pasado, en el que se tuvo un incremento de 194.000 al mes.
Con respecto al año pasado, se registró una disminución en el desempleo del 1,3 %, cuando se sitúo en 7,2 %, la baja más acentuada en un periodo de 12 meses que no se recogía desde 1984.
El 60 % de esta disminución, según el informe del Departamento de Trabajo, se debió a la reducción de los desempleados de larga duración.

El desempleo en los Estados Unidos bajó un 5,9% en septiembre

SHARE