Home Noticias El inglés no es el idioma oficial de Estados Unidos

El inglés no es el idioma oficial de Estados Unidos

SHARE

Por Harmeet Kaur – Aaron Schlossberg, un abogado en Nueva York, fue el protagonista de un video viral la semana pasada después de que fue grabado amenazando al personal de un restaurante por hablar en español con los clientes.

Puede ser una novedad para él que nada en la Constitución ni en ninguna ley federal respalde su comentario de que “deberían estar hablando en inglés” porque “esto es Estados Unidos”.

Muchos países multilingües tienen un idioma oficial, pero Estados Unidos nunca lo ha hecho con el inglés. De hecho, EE.UU. no tienen un idioma oficial.

“Los Padres Fundadores no vieron la necesidad de declarar uno”, dijo a CNN el Dr. Wayne Wright, profesor de lenguaje y alfabetización en la Universidad de Purdue.

“El inglés era casi el idioma dominante de los Estados Unidos en ese momento, por lo que realmente no era necesario protegerlo. Y no querían ofender a sus conciudadanos estadounidenses que ayudaron a luchar por la independencia”.

Hombre que amenazó a personas por hablar español en Nueva York tiene un historial de enfrentamientos públicos
La gente en este país ha estado hablando idiomas distintos del inglés desde antes de la fundación de la República.

De hecho, los idiomas comunes que se hablan en las 13 colonias incluyen holandés, francés y alemán, por no mencionar los muchos idiomas hablados por los nativos americanos.

Aún así, tratar de obligar a las personas en EE.UU. a hablar inglés no es algo nuevo.

A los esclavos africanos se les prohibió usar sus lenguas nativas (y al mismo tiempo se les prohibió aprender a leer y escribir en inglés) porque los dueños de esclavos temían que incitaran rebeliones.

Los niños indígenas se vieron obligados a asistir a internados donde fueron castigados por hablar en sus propios idiomas. Y muchas escuelas japonesas iniciadas por inmigrantes en Hawai fueron forzadas a cerrar durante la Segunda Guerra Mundial.

“Lo triste de los debates sobre el lenguaje es que raramente hablan del idioma en sí, sino de las personas que hablan esos idiomas”, dijo Wright.

Eso también es evidente en el caso del abogado de Nueva York que amenazó con llamar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de los trabajadores del restaurante.

“Creo que no están documentados”, dijo Schlossberg sobre los empleados. “Así que mi próxima llamada es a ICE para expulsar a cada uno de ellos de mi país”.

Al amenazar con llamar a ICE, equiparó hablar español con inmigración ilegal, dijo Wright.

‘El inglés no está bajo amenaza’
No hay duda de que el inglés es el idioma de facto de Estados Unidos.

Es el lenguaje de documentos gubernamentales, procedimientos judiciales y contratos comerciales. Los inmigrantes sienten una inmensa presión para aprenderlo. La mayoría de las personas en Estados Unidos solo hablan inglés. Pero eso no ha impedido que algunos legisladores intenten garantizar que el inglés se utilice por encima de todos los demás idiomas.

En 1981, el senador estadounidense S. I. Hayakawa de California presentó una enmienda para hacer justamente eso. Falló.

Desde entonces, otros legisladores han introducido versiones similares de esa enmienda, pero fue en vano.

El Senado lo intentó nuevamente en 2006, aprobando una enmienda a un proyecto de ley de inmigración integral que habría convertido al inglés en el idioma oficial. El proyecto nunca pasó en la Cámara.

“Hay suficientes representantes en ambos lados del pasillo que reconocen que es algo inútil”, dijo Wright. “Número uno, el inglés no está bajo amenaza en Estados Unidos. Y número dos, es (un tema) divisivo”.

Pero aunque los esfuerzos para elevar el inglés sobre otros idiomas han fallado a nivel nacional, han tenido cierto éxito a nivel estatal.

California, Massachusetts y Arizona, en algún momento de los últimos 20 años, implementaron leyes que eliminaron los programas de educación bilingüe y los reemplazaron con programas de inmersión de solo inglés.

Las leyes ordenaron que la mayoría de las escuelas públicas enseñaran a los estudiantes con barreras lingüísticas exclusivamente en inglés, en lugar de permitirles enseñar a los estudiantes en sus idiomas nativos, como lo habían hecho muchas escuelas durante décadas.

La ley de California estuvo vigente durante casi 20 años antes de que fuera derogada en 2016. En Massachusetts, estuvo en los el reglamento durante aproximadamente 15 años hasta que una nueva ley la derogó efectivamente en 2017. En Arizona, la ley todavía se aplica.

La Dra. Beatriz Arias, investigadora principal del Centro de Lingüística Aplicada, dijo que la ley de Arizona discrimina a las personas según el idioma que hablan, y el idioma que hablan las personas suele ser un indicador de su raza.

“Hay una ecuación política de la condición de ser estadounidense con hablar inglés”, dijo Arias. “Las personas que no hablan inglés son tan estadounidenses como las que lo hacen”.

Y a pesar de que EE.UU. se está volviendo cada vez más multilingüe, el inglés probablemente no vaya a desaparecer en el corto plazo. De hecho, son los idiomas de los inmigrantes los que tienen más probabilidades de desaparecer. A medida que los inmigrantes adquieren el inglés en sus esfuerzos por asimilarse, es menos probable que las siguientes generaciones hablen las lenguas nativas de sus padres o abuelos.

Mientras que la Dr. Arias dice que las medidas de California y Massachusetts para traer de vuelta los programas de educación bilingüe indican que el movimiento de solo inglés puede estar perdiendo importancia, las personas aún les dicen a los inmigrantes que “hablen inglés”.

“El temperamento nacional se ha vuelto tan aislacionista que las personas se sienten con poder ahora para decir cosas como dijo ese abogado”, dijo Arias, aludiendo a los comentarios recientes sobre inmigrantes hechos por el presidente Donald Trump.

“Cuando hay un permiso del más alto cargo en el país para hablar así, se pierde la comprensión de una variedad de idiomas y cómo eso enriquece a nuestra comunidad”.

SHARE