Home Deportes El largo camino de vuelta de Juan Martín del Potro a la...

El largo camino de vuelta de Juan Martín del Potro a la cumbre del tenis

SHARE

Juan Martín del Potro ya era el gran protagonista de la temporada 2016 del tenis masculino antes del cierre magistral en Zagreb. Pero su remontada titánica del domingo, que impulsó a la Argentina a su primer título de la Copa Davis, hizo su año aún más monumental y emotivo, y despertó nuevos sueños para agitar las aguas en 2017.

La imagen de Del Potro de pie en la cancha con los brazos extendidos y la cabeza echada hacia atrás, absorbiendo todo el aliento y el amor de los cerca de 1500 fanáticos argentinos que atravesaron medio mundo para verlo, fue el tipo de momento que no estaba seguro que llegaría a vivir. Pero fue un cierre de campaña perfecto para uno de los hombres más populares, y desafortunados, de este deporte. Resulta difícil exagerar cuán difícil y desesperado resultó ser su camino de vuelta al tenis.

Del Potro tenía apenas 20 años cuando derrotó a Rafael Nadal en la semifinales y luego a Roger Federer en la final para ganar el Abierto de Estados Unidos en 2009 y cortar en cinco la seguidilla de títulos de Federer. Nunca nadie había superado a ambos en partidos consecutivos en un Grand Slam hasta entonces, y Del Potro parecía destinado a la grandeza. Ya medía 1,98 m., tenía excelentes golpes de drive y de revés, y era capaz de moverse como un hombre mucho más pequeño. Pero ya a partir del año siguiente, Del Potro tuvo que someterse a tres cirugías de muñeca y muchas veces dudó si volvería a jugar en el tour, y ni hablar de vivir un momento como el del domingo después de remontar un 0-2 por primera vez en su carrera para vencer a Marin Cilic y encender la remontada de Argentina el último día contra Croacia.

Federico Delbonis, especialista en polvo de ladrillo, completó la hazaña con un contundente triunfo sobre Ivo Karlovic, 20 lugares arriba de él en el ranking, y Del Potro se unió al equipo argentino cuando se abalanzó sobre Delbonis en la cancha para festejar la victoria, antes de levantar la ensaladera de plata.

Argentina finalmente logró ganar la Copa Davis en su quinta final, y Del Potro, quien había jugado dos de las finales anteriores, estaba tan emocionado que le resultaba difícil hablar.

“Gracias a los que no me dejaron retirar”, dijo. “Estuve muy cerca de no volver a jugar nunca más, y bueno, acá estoy”.

SHARE