Home Cápsulas por José Luis Pérez‏ El Mes de Mayo y el Día de las Madres

El Mes de Mayo y el Día de las Madres

SHARE

“Que el cielo proteja con su divino amor a todas las mamás lindas y buenas del mundo”

Este es el mes de las flores. El mes dedicado a la Santísima Virgen María. El mes especial del año donde se ha seleccionado el segundo domingo para dedicarlo especialmente a las madres; ser privilegiado escogido por nuestro Dios para que nos trajera a este bello mundo que para todos nosotros creó con infinito amor.

Esta grata recordación, en este gran país, se la debemos a la ingente labor de la ilustre periodista americana Anna Jarvis que logró en el año 1915 que el Presidente Wilson decretase esta celebración como el “Día Nacional de las Madres”.

En nuestra otrora linda Isla de Cuba, este honor le cupo al insigne concejal habanero Víctor Muñoz Riera, quien, allá por los años veinte pudo lograr que el Consistorio Municipal en pleno, aprobase una moción presentada por él mismo, decretando una fecha especial cada año para honrar a las madres. Igualmente escogieron el segundo domingo del mes de mayo.

Sin embargo, no debemos esperar a que llegue esta tan señalada fecha; a este tan señalado ser a quien llamamos Mamá, tenemos que honrarle todos los días, a todas horas. Vamos a llenarle su cuarto con las más bellas flores; que ella se confunda entre ellas como la más bella y encantadora flor, que pueda palpar y disfrutar de una gran y entusiasta prueba de amor filial como solamente una madre merece.

Cuenta una leyenda, que un niño estaba a punto de nacer y le dijo a Dios. -Oye, Diosito, ya me enteré que me vas a enviar muy pronto para el planeta Tierra; pero, tengo mucho miedo, ¿cómo voy a vivir tan pequeño e indefenso como soy? -No tienes nada que temer; ya escogí a un ángel especial que se ocupará de cuidarte de todos los peligros del mundo a donde vas a vivir. El te cantará bellas canciones y te sonreirá todos los días y con mucha paciencia y amor te enseñará a caminar por los caminos de la vida hasta que tú puedas depender de ti mismo. Tu ángel te hablará de mí y yo siempre estaré a tu lado. ¡De pronto…llegó el momento de partir! Reina una gran paz en el cielo, ya se oyen voces terrestres y el niño presuroso repetía suave y dulcemente: – mi Diosito, ya me voy, dime su nombre ¿cómo se llama mi ángel? -Mi niño lindo y bueno, su nombre no importa, tú simplemente le llamarás:

¡MAMA! Bien, ¿qué les parece este bello cuentecito? Esta simpática leyenda es del ilustre escritor italiano Diego Giussani y se puede leer completa en su página en la red cibernética.

Pidamos, en este grandioso día 11 de mayo “DÍA DE LAS MADRES”, a nuestra linda madre del cielo que proteja con su divino amor celestial a todas las mamás lindas y buenas de este lindo mundo en que nos ha tocado convivir.

Nota bene. Un famoso poeta dijo: “Cuando una madre da un beso; se oye el sonido de dos; el beso que da la madre y otro beso que da Dios.

FINIS CORONAT OPUS

El Mes de Mayo y el Día de las Madres

SHARE