SHARE

Este lunes sucedió lo que se esperaba, lo que iba creciendo con el pasar de los días. Los Raiders se mudarán a Las Vegas para la temporada 2020.

Los Raiders jugarán en Oakland en 2017 y 2018, pero hay duda para 2019, pues pueden ejercer el año de opción que tienen en su contrato con el Coliseo o bien, cabe la posibilidad de que vayan a Santa Clara a jugar en Levi’s Stadium de los 49ers.

Lo que es un hecho es que se perderá la tradición de ver a los Raiders en Oakland, pues 45 de las 58 temporadas de la franquicia las han pasado en esa ciudad (1960-81, 1995-2016).

El dueño del equipo negro y plata, Marc Davis, hizo todo lo posible porque el equipo se quedara en la ciudad, pero ante el poco interés de las autoridades por la construcción de un estadio, buscó opciones y es que hoy en día, los dueños tienen bien claro el negocio: no sólo se trata de construir equipos ganadores sino de construir estadios que les generen ganancias.

El negocio de los nuevos estadios
Para el inicio de la temporada 2017, la NFL tendrá otro nuevo estadio, se trata del Mercedes-Benz de los Atlanta Falcons.

Sin que se haya jugado un sólo partido ahí, el inmueble ya tiene asegurada la Final Colegial del Futbol Americano para enero de 2018, la Final Colegial de la Conferencia SEC hasta 2027 y el Super Bowl LIII en 2019.

Vale la pena revisar los nuevos estadios que se han abierto en la NFL de 2008 a la fecha y los eventos que han tenido:

AT&T Stadium (casa de los Cowboys; abrió sus puertas en 2009): Super Bowl XLV; NBA All-Star Weekend 2010; Juego de Campeonato del Futbol Americano Colegial en enero 2015; Cotton Bowl; Final del Big 12; Final Four 2014; Copa Oro CONCACAF; WrestleMania 32; Peleas de Box (Manny Pacquiao dos veces y Saúl “Canelo” Álvarez).
MetLife Stadium (casa de Giants y Jets; abrió en 2010): Super Bowl 48; WrestleMania 29.
Levi’sStadium (casa de 49ers; abrió en 2014): Super Bowl 50; WrestleMania 31.
US Bank (casa de Vikings; abrió en 2016): Será sede del Super Bowl LII en enero 2018, del Final Four 2019 y X Games 2017 y 2018.
Para la temporada 2019 se espera los Rams tengan listo su estadio en Los Ángeles, del que también serán inquilinos los Chargers y el inmueble ya fue designado sede del Super Bowl LV en 2021.
La casa de los Raiders abrirá sus puertas para la temporada 2020 y seguro que para esa fecha ya tendrá ganada la sede de un Super Bowl, de una Final de futbol americano de la NCAA o Final Four de basquetbol colegial así como varias, pero varias peleas de box y WrestleMania.

Todos estos eventos son los de mayor derrama económica en Estados Unidos.

Está claro. Cuando hay un resort nuevo de cinco estrellas en la categoría de estadios, las ligas profesionales o colegiales de Estados Unidos empiezan a hacer sus reservaciones para tener los mejores eventos en escenarios de lujo.

Entonces, ¿por qué hay que ir a los estadios que se quedaron en el pasado? Lo nuevo siempre será más atractivo, por mucho que la historia y tradición pese en nuestras conciencias.

California, caro y viejo
De los cinco estadio más viejos en la NFL, tres los tenía el estado de California hasta la construcción y apertura del Levi’s Stadium en 2014. El Soldier Field de 1924 (remodelado en 2001 y 2003) y el Lambeau Field son los estadios más viejos en la liga, pero, después estaban el Candlestick Park (1960), Oakland-Alameda County Stadium (1966) y Qualcomm Stadium en San Diego (1960).

Y es que en California, el costo de vida es muy alto, por lo que elevar los impuestos para nuevos estadios es casi imposible. En Las Vegas, 750 millones de dólares para la construcción de la casa de los Raiders se financiarán en su mayoría con impuestos, pero no serán pagados por los habitantes sino por los hoteleros o los turistas, es decir, por ustedes que van y dejan su dinero en los casinos.

Así que, cada vez que le metan a la ruleta o al póker, tengan en mente que estarán aportando un ladrillo o una butaca para la construcción de la casa de los Raiders.

El equipo en el limbo
Roger Goodell, comisionado de la NFL, dijo que los Raiders se llamarán “Raiders de Oakland” mientras se mantengan en California. Lo curioso es que este equipo tiene material para volver a postemporada y seguro para la campaña que viene será uno de los rivales a vencer en la AFC.

La lesión de Derek Carr acabó con las aspiraciones en 2016. No hay duda que tienen el talento para llegar a Final de Conferencia y Super Bowl. Sería muy extraño que los Raiders de Oakland ganaran un título y lo terminaran festejando en Las Vegas, pues bien el slogan dice: “Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas”.

SHARE