Home Noticias El nuevo sistema solar donde habría vida similar a la de la...

El nuevo sistema solar donde habría vida similar a la de la Tierra

SHARE

¡Cuarenta años luz! A esta distancia se encuentra Trappist-1, el sistema estelar recién descubierto y que renueva la esperanza de los científicos de encontrar vida más allá del sistema solar, nuestro vecindario planetario.

Con todo y que recorrer esta distancia es, con la tecnología actual una quimera –implica viajar durante cuatro décadas a 300.000 kilómetros por segundo, es decir la velocidad de la luz–, el anuncio hecho ayer por la Nasa significa un nuevo punto de partida para responder a la eterna pregunta de si estamos solos en el universo.

El hallazgo, publicado en la revista científica británica ‘Nature’, y divulgado por sus autores desde los cuarteles generales de la Nasa en Washington (Estados Unidos), describe la presencia de siete planetas que orbitan a la estrella enana roja Trappist-1, denominada así por las siglas en inglés del telescopio con el que fue identificada en el 2010: el Telescopio Pequeño para Planetas en Tránsito y Planetesimales, ubicado en Chile. Lo especial de estos exoplanetas (denominación para los que giran en torno de estrellas diferentes a nuestro Sol) está en que, al menos tres de ellos, se encuentran dentro de la zona de habitabilidad de su estrella.

Esto quiere decir que se ubican a una distancia respecto de su estrella que permite una temperatura adecuada para que haya agua líquida en su superficie.

Estas características hacen pensar en las posibilidades de que sea puedan albergar la vida (de la forma que la conocemos).

En el caso del sistema Trappist (el número uno se emplea para designar a la estrella), los científicos creen que seis planetas más cercanos a la estrella son rocosos y pueden tener una temperatura en la superficie de entre 0 y 100 grados centígrados, el rango en el que puede haber agua líquida.

“El descubrimiento nos da una pista de que hallar una segunda Tierra no es un tema de si ocurrirá, sino de cuándo”, dijo el científico jefe de la Nasa Thomas Zurbuchen, en la conferencia de prensa.

SHARE