Advertisement

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).— El papa Francisco dijo ayer que los cristianos no deben acumular riquezas sino ponerlas al servicio de quien tiene necesidad, según explicó en su homilía en la misa matutina en su residencia Casa Santa Marta.

“La comunidad cristiana hace ver que ha renacido en el Espíritu Santo cuando es una comunidad que busca la armonía, no la división interna; cuando busca la pobreza, no la acumulación de riquezas para sí, porque las riquezas son para el servicio”, señaló, de acuerdo con Radio Vaticano.

Advertisemen

El Pontífice declaró que los cristianos deben pedir la gracia de la pobreza, y que esta significa lo siguiente: “si yo tengo lo que tengo, debo administrarlo bien por el bien común y con generosidad”, afirmó.

La referencia utilizada por el papa Francisco para su homilía de ayer se basó en el pasaje de los Hechos de los Apóstoles que describe la vida de la primera comunidad cristiana, explicó en su resumen de la intervención la radio del Vaticano.

El Pontífice aludió a que existen dos signos de lo que denominó “renacimiento en una comunidad” y dijo que el primero de ellos es “la armonía”.

Y aseguró que el segundo signo es “el bien común, o sea, ‘en efecto ninguno entre ellos estaba necesitado, ninguno consideraba de su propiedad aquello que les pertenecía, estaba al servicio de la comunidad. Sí, algunos eran ricos, pero al servicio’”, dijo citando el pasaje sobre el que formuló su homilía en referencia a la primera comunidad de cristianos.

Por otra parte, la Santa Sede informó ayer que el Papa viajará el próximo 6 de junio a Sarajevo, donde permanecerá sólo un día para hablar con jóvenes, almorzar con religiosos y mantener un encuentro ecuménico.

Además de estos encuentros, el papa Francisco también celebrará una misa en el Estadio Kosevo.

El Pontífice viajará a la capital de Bosnia-Herzegovina a bordo de un avión que partirá previsiblemente a las 7:30 horas locales del aeropuerto romano de Fiumicino.

Su llegada a Sarajevo está prevista para las 9 horas locales y desde el aeropuerto se trasladará hasta la plaza adyacente al palacio presidencial para ser recibido por la presidencia de la República y autoridades locales.

Durante esta ceremonia de bienvenida el pontífice ofrecerá el primero de sus cuatro discursos programados.

A lo largo de la jornada tendrá además un encuentro ecuménico y entre religiones en el Centro Internacional estudiantil franciscano y conversará con un grupo de jóvenes en el Centro diocesano juvenil “Juan Pablo II”.

Su aterrizaje en el aeropuerto romano de Ciampino está programado para las 21-20 horas locales.

Este viaje sucede al que el papa Francisco realizó a Sri Lanka y Filipinas el pasado enero.

Se trata de una visita con la que el pontífice quiere fomentar el proceso de paz en Bosnia-Herzegovina, según confirmó recientemente la Santa Sede.

El Papa habla de la riqueza