SHARE

El huracán Matthew, el más poderoso del Atlántico en casi una década, atraviesa las islas Bahamas con vientos de hasta 185 km/h.

El primer huracán en golpear directamente a Bahamas en 87 años continúa rumbo al noroeste horas después de haber dejado atrás la isla de Cuba.

Este jueves se espera que llegue a las costas de Florida, Estados Unidos, donde ya se comienzan a sentir el rigor de los fuertes vientos.

Funcionarios del servicio meteorológico del condado de Miami reportaron este miércoles ráfagas cercanas a los 40 km/h.

La tormenta, que tocó tierra en el extremo este de Cuba a última hora de la tarde del martes, dejó un rastro de destrucción material pero ninguna víctima mortal.

Pero donde sí se presentaron víctimas fue en República Dominicana donde cuatro personas perdieron la vida. También en Haití, donde además de nueve muertos, 15.000 desplazados y severos daños materiales, obligó a aplazar las elecciones.

CubaImage copyrightAP
Image captionLas imágenes que llegan desde la isla muestran la devastación que el huracán causó en la localidad de Baracoa, considerada la ciudad más antigua de Cuba.

Destrucción en Cuba

A territorio cubano, Matthew llegó como huracán de categoría 4. El ojo de la tormenta entró por Punta Caleta, en la provincia de Guantánamo, el martes a las 6 de la tarde y se mantuvo estacionario durante varias horas hasta que salió de la isla esta madrugada.

Las imágenes que dejó en la isla muestran la devastación que el huracán causó en la localidad de Baracoa, considerada la ciudad más antigua de Cuba.

Allí, 35.000 residentes, de un total de 82.000, fueron evacuados de las casas que estaban más próximas a la costa antes de que llegara la fuerte tormenta, según confirmaron autoridades cubanas.

Un niño camina por las calles devastadas en Baracoa con un oso de peluche en la manoImage copyrightAP /RAMON ESPINOSA
Image captionUnas 35.000 personas fueron evacuadas de Baracoa.
Un joven camina sobre los escombros en Baracoa.Image copyrightAP/RAMON ESPINOSA
Image captionLa ciudad de Baracoa se encuentra aislada tras el paso de Matthew.

Los medios nacionales informaron que las calles de Baracoa quedaron bloqueadas por la tormenta, dejando a la ciudad temporalmente aislada del resto de la provincia de Guantánamo.

Tras Bahamas, durante la noche del jueves pasará “muy cerca” de la costa este de Florida, sin descartarse que toque tierra en esa zona.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos incluyó prácticamente toda la costa este de la península de Florida en el área que considera en peligro de sufrir vientos huracanados el jueves.

El paso por Haití y República Dominicana

Además de dejar cuatro muertos, el huracán Matthew provocó daños en al menos 200 viviendas en República Dominicana, dijeron funcionarios después de que la tormenta sacudiera la isla que el país comparte con Haití.

Las autoridades dominicanas evacuaron a casi 800 personas. Las fuertes lluvias y los intensos vientos dejaron asiladas 31 localidades, informó el Centro de Operaciones de Emergencia local.

El pueblo de Haití que quedó dividido en dos tras el paso del huracán Matthew

En Haití, el huracán tocó tierra cerca de Les Anglais, en el extremo oriental del país, hacia las 7 de la mañana hora local del martes (11 GMT).

El alcalde de Les Cayes (sur), Jean Gabriel Fortuné, le dijo a la BBC que casi todos los edificios de la ciudad habían perdido sus techos por los fuertes vientos y muchas de las casas más débiles habían sido destruidas. Las calles también se inundaron por la marejada.

La llegada de Matthew a HaitíImage copyrightREUTERS
Image captionMatthew llegó a la costa de Haití con vientos de más de 230 kilómetros por hora, uno de los huracanes más fuertes desde 2007.

El funcionario agregó que hubo numerosas muertes, aunque no precisó la cifra.

Haití es uno de los países más pobres del mundo y muchos de sus 11 millones de habitantes viven en zonas propensas a las inundaciones y en viviendas endebles.

El país no se ha recuperado del devastador terremoto de 2010 ni de una extensa epidemia de cólera que trajeron soldados de Naciones Unidas.

linea

Nick Bryant

Enviado especial de la BBC desde Jimaní, en la frontera entre República Dominicana y Haití

Haití ha recibido un golpe brutal. Las condiciones aquí son atroces. Dar un paso fuera es igual a empaparse en cuestión de segundos.

Los más vulnerables fueron quienes viven en las chozas a lo largo de la costa occidental. Allí, las grandes marejadas son el principal peligro.

La gente aquí se enfrentan a inundaciones que amenazan sus vidas y la probabilidad de deslizamientos de tierra en un paisaje sin árboles.

Esta tormenta de categoría 4 llega a este empobrecido país que todavía trata de recuperarse del terremoto de 2010 que mató a más de 200.000 personas, y una epidemia de cólera que llegó después del sismo.

Muchos de ellos viven en los barrios marginales que ofrecen poca protección contra los fuertes vientos y lluvias. Y muchos se negaron a evacuar, por temor a que sus pocas pertenencias que les quedan fuesen robadas.

linea
Familias en Haití rechazan ser evacuadasImage copyrightAP
Image captionFamilias en Haití rechazaban los llamados de los empleados de protección civil para moverse a refugios ante la llegada de Matthew.
Hatianos salieron a las calles pese a la advertencia por el huracán.Image copyrightREUTERS
Image captionHaití aún se recupera del terremoto que devastó ciudades como Puerto Príncipe en 2010.
Jamaiquinos observan el oleaje que provocaba el huracán MatthewImage copyrightAP
Image captionEn la capital de Jamaica, Kingston, hubo oleaje elevado pero la alerta se redujo luego de que el huracán tomó una trayectoria que se alejaba de la isla.
Albergue en Guantánamo, CubaImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionFamilias de Guantánamo, Cuba, han sido trasladadas a albergues. La región oriental está bajo amenaza de fuertes tormentas.

El poderoso huracán Matthew deja un rastro de devastación en el este de Cuba y tiene a Florida en alerta

SHARE