Home Deportes El Real Madrid, campeón del mundo de clubes

El Real Madrid, campeón del mundo de clubes

SHARE

El Real Madrid se proclamó este sábado campeón del mundo tras derrotar a San Lorenzo de Almagro (2-0) en una final sin historia, dominada de cabo a rabo por los merengues, y que decidió los goles de Sergio Ramos y Gareth Bale, al final de la primera mitad y al comienzo del segundo acto en lo que fue la vigésimo segunda victoria consecutiva de los de Ancelotti.

Y otro título más. Son cuatro. Por números es el mejor año en la historia del Real Madrid. Y eso es mucho decir. Hace año y medio llegó sin hacer ruido, sin crear problemas, y en ese período de tiempo, Carlo Ancelotti ha conseguido llevar a lo más alto del fútbol al conjunto blanco.

No se ha llegado a la cima de cualquier manera. Como dijo el día de su presentación, el Real Madrid “tiene que ganar con un juego espectacular”. Promesa cumplida. No hay equipo con mejores resultados ni que despliegue mejor fútbol. Ante San Lorenzo no se hizo un buen partido. No lo hizo el Real Madrid, pero es que tampoco lo habría hecho ningún otro club teniendo enfrente a San Lorenzo, un equipo que saltó al terreno de juego con un sólo objetivo: dar, dar y dar más patadas. Así hasta sumar 24 faltas y desquiciar por momentos a casi todos los jugadores madridistas.

Rara vez un equipo pegó tanto y tan duro como lo hizo San Lorenzo. El árbitro tampoco lo frenó y, por eso, muchos jugadores del Real Madrid empezaron a calentarse. El partido estaba donde querían los argentinos. Kroos, Carvajal, Cristiano Ronaldo, Benzema, Bale… ninguno aparecía y todos empezaban a desquiciarse porque ni había amarillas ni ocasiones. No se jugaban ni dos minutos seguidos sin interrupciones.
Fue el futbolista que más entró al trapo de los argentinos quien abrió la lata. Sergio Ramos, ¡quién si no! Estaba lesionado, como en Lisboa. Con una rotura fibrilar, como en Lisboa. Pero el de Camas no se quería perder el encuentro. Y el madridismo le da las gracias por su entrega y su coraje sin fin. Gracias a él, el Real Madrid tiene la Décima y ahora su primer Mundial de Clubes.

Es el bucle infinito de Ramos. Su salto, su fe y su gol. Pasó en Múnich, pasó en Lisboa y ahora en Marrakech. Su cabeza vale millones, lo que pida para renovar, se lo tiene que pagar Florentino Pérez porque Sergio es leyenda por partidos como éste. Su gol, de córner, tras un excelente centro de Kroos, fue el momento clave del partido. A partir de ahí, a San Lorenzo ya no le valía sólo con hacer faltas y defenderse. Tenía que ofrecer ese algo más que nunca llegó. Su bagaje ofensivo en la primera mitad se resume con un dato: cero disparos a la portería de Iker Casillas.

El mérito del Real Madrid está en no haber traicionado su estilo, ni cuando el rival le llevó a la guerra. Son jugadores que quieren tocar, jugar raso, correr, divertirse… Quizá sea éste el secreto de su éxito. Por eso el Madrid es ahora mejor que el Atlético o el Barcelona. Maneja con éxito situaciones complicadas, es contundente atrás y arriba, y si no tienen su día, está el recurso del balón parado.

Eso cuando el partido se atasca, como pasó en la primera parte. La segunda fue otra película. Por eso, el mejor en los segundos 45 minutos fue Isco. Este jugador merece un libro sólo por lo que ha vivido en este 2014. En sus páginas veríamos la construcción de un nuevo futbolista. Defender para él, es algo rutinario y encima no pierde un ápice de calidad. De sus botas surge el segundo tanto, con un pase excelente a Gareth Bale, que mete el segundo gracias al fallo del portero Torrico. Con el gol del galés, que ha marcado en la final de la Copa del Rey, de la Champions y del Mundialito, se terminó el partido.

Los últimos minutos sirvieron para que Iker Casillas despertase de la siesta y resolviera sin problemas el poco trabajo que le propuso San Lorenzo. No pudo Ciclón ni con el Madrid ni con el cambio de árbitro. Tampoco dando patadas. Cuando un equipo es superior al otro con tanta diferencia, es difícil que haya alguna sorpresa. El Real Madrid se marcha de Marruecos como el rey del fútbol. Y están en octavos de la Copa del Rey, en octavos de la Champions y líder en la Liga, cerrando así un año de ensueño.

Ficha técnica

Real Madrid, 2: Casillas; Carvajal (Arbeloa, m.73), Pepe, Sergio Ramos (Varane, m.89), Marcelo (Coentrao, m.43); Kroos, Isco, James; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema
San Lorenzo, 0: Torrico; Buffarini, Yepes (Cetto, m.61), Kannemann, Emmanuel Más; Ortigoza, Mercier; Kalinski, G. Verón (Romagnoli, m.57), Barrientos; y Cauteruccio (Matos, m.68)

Goles: 1-0, m.37: Ramos; 2-0, m.51: Bale
Árbitro: Walter López (Guatemala). Amonestó a Ramos (m.22) y Carvajal (m.30), del Real Madrid; y a Ortigoza (m.12), Barrientos (m.16), Buffarini (m.55) y Kannemann (m.85), de San Lorenzo
Incidencias: Final del Mundial de Clubes 2014 disputado en el Gran Estadio de Marrakech ante 38.345 espectadores

El Real Madrid, campeón del mundo de clubes tras derrotar por 2-0 al San Lorenzo

SHARE