Home Deportes El Real Madrid se viste de único favorito en La Liga

El Real Madrid se viste de único favorito en La Liga

SHARE

BARCELONA — El Real Madrid no solo mantuvo en el Camp Nou su fenomenal racha de invicto, sino que asestó un golpe de mano a la Liga, manteniendo una ventaja de seis puntos tras jugarse 14 jornadas que invitan a proclamarle como el único favorito al título.

La historia es el mejor y más claro apoyo para el Real Madrid y da a entender los nervios que crecen alrededor del Barcelona, el peor Barça en el Camp Nou desde 2003 y que por primera vez en cinco años suma más puntos fuera que en casa… Aunque entonces, en 2012 apenas había cedido un empate con un comienzo demoledor.

Ahora el Real Madrid, quizá sin juego pero sobradamente con resultados, suma cuatro puntos más que el año pasado… Pero sus teóricos competidores se han venido abajo. El Barça suma seis puntos menos que en la jornada 14 de la última campaña y el Atlético de Madrid siete.
Manteniendo un buen tono en cuanto a puntuación, el líder se ha disparado gracias a los errores de sus contrincantes y esa es la razón principal por la que ese gol de Sergio Ramos, el héroe innegociable de los milagros merengues, puede ser visto como un golpe de efecto a la Liga.

Por más que Zidane quisiera restar euforia y proclamase después del Clásico la Liga no está para nada decidida, echar una mirada a la clasificación y recordar el pasado es el mejor argumento para entender el indiscutible papel del equipo merengue.

Solo en cuatro de las 16 Ligas anteriores de este siglo se había llegado a la jornada 14 con el líder aventajando en al menos seis puntos a su perseguidor. Y siempre acabó conquistando el título.

La primera vez que ocurrió fue en la temporada 2004-05, con el Barça de Rijkaard y Ronaldinho sumando 35 puntos por 26 que llevaban Espanyol y Real Madrid. El equipo azulgrana ganó la Liga (su primera en el siglo XXI) sobrándole dos jornadas, con el Madrid cerrando como segundo.

En la temporada 2008-09 el primer Barça de Guardiola llegó a la jornada 14 con esos mismos 35 puntos, por 29 que tenía el Villarreal, que era segundo. Y a los culés volvieron a sobrarles dos jornadas para ser campeones por encima del Madrid de Juande Ramos.
El Real de Mourinho también hizo bueno el pronóstico en la temporada 2011-12. Tal como ahora, sumaba 34 puntos por 28 del Barcelona de Guardiola. Y cerró como campeón con tres jornadas de antelación. Habiendo dominado siempre el campeonato.

El último ejemplo se encuentra en la temporada 2012-13, cuando el Barcelona de Tito Vilanova sumaba nada menos que 40 puntos, merced a 13 victorias y un solo empate, y aventajaba en seis a los 34 del Atlético de Madrid. Al equipo azulgrana le sobraron tres jornadas también para ganar el título.

El Real Madrid, silbado en más de una y de dos ocasiones por sus incondicionales del Bernabéu, se ha dejado cuatro empates pero permanece invicto y los resultados, que tantas veces ocultan un futbol más o menos atractivo, le disparan al frente de la clasificación.

Tal es así que hoy por hoy se contempla muy arriesgado apostar por otro campeón que no sea el equipo de Zidane.

SHARE