SHARE

Este viernes 13, varios fragmentos de chatarra espacial denominados WT1190F, de unos dos metros de longitud, caerán a la Tierra. Se espera que el residuo entre en el atmósfera sobre el océano Índico unos 100 kilómetros al sur de Sri Lanka sin causar daños.

La mayor parte -o incluso todo el objeto- se quemará en la atmósfera como una estrella fugaz y ofrecerá un vistoso espectáculo que iluminará el cielo de día. Si algún fragmento llega a la superficie, caerá en el océano en una región bien delimitada que previsiblemente se habrá cerrado al tráfico marítimo y aéreo.

El objeto WT1190F fue identificado el 3 de octubre por astrónomos del proyecto Mapa del Cielo Catalina, que busca cometas, asteroides y objetos próximos a la Tierra desde la Sierra de Santa Catalina en Arizona (EE. UU.). Otro rasgo atípico de esta basura espacial es que parece tener una densidad de 0,1 gramos por centímetro cúbico, mucho más baja que la de los cometas y los asteroides. Esta densidad indica que el objeto “puede ser una cáscara vacía”.

No está solo

A más del WT1190F, tenemos unos 20.000 restos de basura metálica mayores que una pelota de tenis volando sin control alrededor del planeta. Se supone que algunos de estos objetos podría en cualquier momento caer en un punto impreciso de la tierra. Por lo general, se queman al pasar por la atmósfera.

El viernes 13 lloverá basura desde el cielo

SHARE