Home Noticias El vuelo MH370: un suicidio premeditado, la respuesta al mayor misterio de...

El vuelo MH370: un suicidio premeditado, la respuesta al mayor misterio de la aviación

SHARE

Excepto una de las 239 personas a bordo del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, probablemente el resto hayan estado inconscientes, debido a la repentina despresurización del Boeing 777, y nunca se hayan enterado de que estaban recorriendo el sinuoso camino que en pocas horas las llevaría a la muerte. Un panel de expertos de aviación dijo que a lo largo de ese trayecto el avión realizó un breve pero llamativo desvío cerca de Penang, Malasia, la ciudad natal del piloto Zaharie Ahmad Shah, quien, según creen los expertos, estaba haciendo una despedida final.

Quien haya estado al mando del avión, y que probablemente haya sido el único despierto, inclinó la aeronave hacia la izquierda en dos oportunidades para el vistazo final a su pueblo natal.

Esa es la escalofriante teoría sobre las horas finales del MH370 que planteó el equipo de analistas reunido por el programa 60 Minutes de Australia.

Sospechan que la desaparición y la aparente caída del avión, ocurridas en 2014, fueron resultado del suicidio de Zaharie, de 53 años, y de un asesinato en masa premeditado.

Los expertos creen que Zaharie primero despresurizó el avión, dejando inconscientes a quienes no llevaban máscara de oxígeno. Eso podría explicar el silencio de radio del avión mientras se alejaba sin control de su ruta: ningún pedido de ayuda, ningún mensaje de texto de despedida, ningún intento de llamada de emergencia que no llegó a conectar. Eso también explicaría cómo tuvo tiempo quienquiera que ejerciera el control del avión para maniobrarlo hasta su ubicación final.

Aunque se destinaron cientos de millones de dólares en una investigación que llevó cuatro años, los restos del avión no fueron hallados. Los pasajeros y el piloto parecían haberse llevado a su tumba de agua el secreto y los motivos de lo sucedido en los momentos finales del funesto vuelo.

Pero el equipo de 60 Minutes de Australia -que incluye a especialistas de aviación; al exjefe de la Oficina de Seguridad de Transporte de Australia, a cargo de la investigación del accidente del MH370, y a un oceanógrafo- presentó los argumentos de la teoría que les parece más probable.

“El gran punto de discusión es ese momento en que el piloto apaga el transponedor y despresuriza el avión, dejando inconscientes a los pasajeros”, dice Larry Vance, un investigador aeronáutico de Canadá. “Se estaba matando. Desgraciadamente, estaba matando al resto de las personas a bordo. Y lo hizo deliberadamente”.

La hipótesis del suicidio ayudaría a explicar una peculiaridad del recorrido final del avión: su inesperado alabeo hacia la izquierda.

“El capitán Zaharie inclinó el ala del avión para ver Penang, su ciudad natal”, dijo en 60 Minutes el piloto e instructor de Boeing 777 Simon Hardy. “Si se observa atentamente, se puede percibir que hace un giro hacia la izquierda y después empieza un largo giro hacia la derecha. Y luego da otro giro a la izquierda. Así que pasé mucho tiempo pensando qué podía ser eso, qué razón técnica podía subyacer, y después de dos meses, tres meses pensando en eso, al final encontré la respuesta: alguien estaba mirando por la ventana”.

“Puede haber sido un largo y emotivo adiós”, agregó Hardy. “O un corto y emotivo adiós a su ciudad natal”.

El vuelo MH370 desapareció el 8 de marzo de 2014 poco después de despegar de Kuala Lumpur con 239 personas que esperaban llegar hasta Pekín. Se cree que el avión se habría estrellado en el extremo sur del océano Índico.

Los gobiernos de Malasia, China y Australia suspendieron la búsqueda oficial en enero de 2017. El informe final de la Oficina de Seguridad del Transporte australiana concluyó que las autoridades estaban lejos de entender las razones de la desaparición de la aeronave o la ubicación exacta de sus restos.

Pero los expertos de 60 Minutes intentaron responder uno de los mayores interrogantes que rondan el destino de ese vuelo fatídico: ¿cómo pudo desaparecer una aeronave moderna, rastreada por radar y por satélites?

Y la respuesta es que así fue porque el piloto así lo quiso. Zaharie, que tenía casi 20.000 horas de experiencia de vuelo y había construido un simulador de vuelo en su casa, sabía exactamente cómo hacerlo.

Hardy señaló, por ejemplo, que en determinado momento el avión zigzagueó a lo largo de la frontera entre Malasia y Tailandia, pero que ninguno de esos países consideró el avión una amenaza porque estaba en los límites de su espacio aéreo.

“Ninguno de los controladores se preocupó por esa misteriosa aeronave, porque de pronto ya no estaba en su espacio aéreo”, dijo Hardy.

“Si me encargaran hacer desaparecer un 777, yo haría exactamente eso. Por lo que sé, se requiere un dominio muy preciso del avión, y funcionó”.

Sin embargo, como escribió el sitio de noticias australiano News.com.au, las hipótesis de los expertos no son más que teorías, y no totalmente nuevas.

Zaharie y el copiloto Fariq Abdul Hamid son, desde un primer momento, los principales sospechosos de la desaparición del avión. Según el sitio de noticias, corría el rumor de que el matrimonio de Zaharie había llegado a su fin y que provocó la caída del avión tras enterarse de que su esposa lo dejaría.

Otra teoría es que secuestró el avión en protesta por el encarcelamiento de Anwar Ibrahim, que en ese entonces era el líder de la oposición en Malasia.

Por supuesto que los restos podrían ayudar a comprender qué fue lo que causó el accidente aéreo, y hasta este año todavía había unidades encargadas de la búsqueda.

Según la agencia de noticias AP, el último intento de descubrir los restos le costó 70 millones de dólares a una empresa de Texas llamada Ocean Infinity. La misión inspeccionó 800 kilómetros cuadrados por día durante tres meses.

El CEO de Ocean Infinity, Oliver Plunkett, dijo que la tecnología de la empresa había funcionado “extraordinariamente bien” y había recolectado “importantes cantidades de datos de alta calidad”.

Hasta el momento, no se ha hallado un solo resto del MH370.

SHARE