Advertisement

La Embajada de Estados Unidos en Managua, Nicaragua, informó que debido a la crisis en el país suspenderá hasta nuevo aviso la tramitación de aplicaciones de rutina para visas de no inmigrantes.

La decisión, vigente a partir del miércoles 16 de mayo de 2018, se debe a las condiciones inestables de seguridad en Nicaragua que han obligado a la Embajada a reducir sus horas de atención al público, indica un comunicado en la página web de la misión diplomática.

Advertisemen

La Embajada informó que el personal consular sí atenderá y priorizará los servicios a ciudadanos estadounidenses. Las citas para visas que ya estaban programadas han sido canceladas, así como las aplicaciones de visas de menores de edad con padres que tienen residencia vigente en Estados Unidos.

“Las visas de emergencia solamente abarcan a viajeros con circunstancias médicas urgentes, estudiantes y visitantes de intercambio con fechas de ingreso inminentes, y viajes de negocios de carácter urgente”, informó la delegación diplomática en el comunicado.

“Los solicitantes para visa que no cumplan con los criterios de una visa de emergencia pueden aplicar a una visa de visitante en nuestras instalaciones de cualquier otro país donde los solicitantes tengan presencia física, incluyendo países vecinos de Centroamérica”, señaló la misiva.

Un camión incendiado durante enfrentamientos entre manifestantes antigobierno y fuerzas antidisturbios de la policía en Masaya, Nicaragua. Mayo 15, 2018. REUTERS/Oswaldo Rivas – RC1AC9D22590
Un camión incendiado durante enfrentamientos entre manifestantes antigobierno y fuerzas antidisturbios de la policía en Masaya, Nicaragua. Mayo 15, 2018. REUTERS/Oswaldo Rivas – RC1AC9D22590
Protestas que comenzaron el pasado 18 de abril contra una reforma de Seguridad Social planteada por el presidente Daniel Ortega y que el gobierno revirtió, no han cesado y hasta la fecha han dejado un saldo de más de 50 muertos, y decenas de heridos, detenidos y desaparecidos según organismos de los derechos humanos.

El miércoles 16 de mayo a las 10:00 de la mañana comienza un diálogo entre el gobierno, la empresa privada, universitarios y representantes de la sociedad civil, con la mediación de la iglesia Católica para buscar una salida a la crisis.

El presidente Ortega y su esposa la vicepresidenta Rosario Murillo, cuya renuncia piden los manifestantes, asistirán al diálogo que se realizará en un Seminario católico de Managua.

Entretanto este martes las protestas continuaron. Decenas de miles de estudiantes de colegios privados, universitarios, profesionales y miembros de la sociedad civil participaron en varias manifestaciones en toda Managua.

El diario La Prensa informa que al menos 18 personas, entre ellos varios universitarios, resultaron heridas por la represión de las fuerzas antimotines en Matagalpa. Uno de los heridos tiene una herida de bala en el cuello, se reportó.

Varios sacerdotes llegaron hasta el lugar para mediar con las fuerzas policiales y los pobladores para que cesara la violencia. En redes sociales circulaba una información de que el sacerdote Róger García había sido herido, sin embargo otro sacerdote, Carlos Blandón, desmintió los rumores.

Los manifestantes levantaron barricadas y bloquearon el ingreso a la ciudad. Los tranques en las carreteras que conducen a Matagalpa y Estelí han forzado a la suspensión del transporte interurbano informó Cotran, la Cooperativa de Transporte Interurbano del Norte.

Los bloqueos de carreteras ocurren también en otras partes del país.

Estados Unidos ha instado al gobierno nicaraguense al diálogo y a poner fin a la represión contra los manifestantes. El llamado más reciente lo hizo el domingo el principal subsecretario adjunto del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri.