En el Clásico: “República Dominicana lo tiene todo”

114
SHARE


“República Dominicana lo tiene todo” es el eslogan de la campaña internacional del ministerio de turismo de la isla caribeña y eso fue lo que mostró el actual campeón mundial de pelota en su debut en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017.

Siete lanzadores se combinaron para ponchar 11 bateadores y permitir seis hits y una carrera limpia en nueve entradas; la ofensiva conectó 15 imparables, incluyendo cuatro extrabases–dos jonrones–, y salvo dos descuidos, la defensa brilló, en el triunfo de República Dominicana 9-2 sobre Canadá, el jueves, en el inicio de las hostilidades del Grupo C en el Marlins Park.

“Esta noche vi una ofensiva increíble, vi una defensa buenísima, vi un grupo de hombres lanzar la bola con dominio. Todos los muchachos hicieron tremendo trabajo”, dijo el manager Tony Peña, tras el noveno triunfo consecutivo de su equipo. Peña condujo a República Dominicana a ganar el clásico anterior con foja perfecta de 8-0.

El derecho Carlos Martínez (1-0) lanzó cuatro sólidas entradas y los relevistas Hansel Robles, Fernando Abad, Alex Colomé, Dellin Betances, Fernando Rodney y Jeurys Familia permitieron una carrera en cinco entradas y se combinaron para dominar a 15 de los últimos 17 bateadores que enfrentaron.

Martínez (1-0) concedió una carrera sucia, no otorgó base por bolas y ponchó a tres, durante su labor de 53 lanzamientos. En la primera entrada, retiró los tres bateadores con 11 pitcheos, 10 en la zona de strikes. En el tercero, le anotaron una carrera por error de dos bases del torpedero José Reyes en batazo de Jonathan Malo y un “balk” decretado por el árbitro principal.

El jardinero José Bautista bateó de 4-3 con cuadrangular y cuatro carreras impulsadas; el torpedero José Reyes también pegó tres incogibles, se robó dos bases y anotó dos veces; el antesalista Manny Machado y el jardinero Gregory Polanco tuvieron dos hits cada uno y el receptor Wellington Castillo agregó jonrón de dos carreras. Todos los bateadores de la alineación abridora dominicana sonaron a menos un imparable.

Dominicana no tuvo en su alineación inicial al jardinero Starling Marte, quien se lastimó el tobillo derecho durante un juego de exhibición el miércoles contra los Piratas de Pittsburgh, su organización de Grandes Ligas. Marte espera jugar el sábado contra Estados Unidos. El que sí alineó y empujó su décima carrera en clásicos mundiales, récord de su selección, fue Adrián Beltré, quien apareció como bateador designado y no en su posición natural de tercera base.

La participación del estelar de los Vigilantes de Texas en el Clásico Mundial estuvo en duda hasta el sábado debido a una molestia en la pantorrilla derecha.

“Hicimos un gran trabajo en ser agresivos, sin dejar de ser selectivos. No hicimos swings a muchos pitcheos malos, Carlos es un lanzador de poder que mostró lo que puede hacer, y todo el mundo sabe la clase de bullpen que tenemos”, dijo Peña.

“En un torneo como este es muy importante ganar el primer juego y como dicen en nuestro país: El que da primero, da dos veces”, dijo Bautista. “Jugar juntos y halar la soga en la misma dirección es clave. En este juego, tuvimos todos los elementos funcionando”, agregó el toletero de los Azulejos de Toronto .

En el segundo acto, nueve bateadores quisqueyanos desfilaron por el plato, anotando cuatro carreras en el proceso contra el derecho Ryan Dempster. Nelson Cruz bateó doblete por encima del jardinero central, Polanco lo impulsó con sencillo, Castillo bateó jonrón de dos carreras y Bautista remolcó la cuarta con sencillo.

Dempster (0-1), quien no lanzaba en partidos oficiales desde que estuvo con los Medias Rojas de Boston en la Serie Mundial del 2013, se fue del juego con 49 lanzamientos, siete hits, cuatro carreras, un boleto y un ponche.

“Fue un juego muy completo. En este juego no se gana sino juega como equipo y debemos seguir jugando como equipo, no tratar de hacer demasiado individualmente”, dijo Machado, quien jugó su primer partido oficial con la camiseta de República Dominicana. Machado, un hijo de dominicanos, nació en Miami.

En una noche llena de música, tambores y mucho colorido en el Marlins Park, los organizadores anunciaron una asistencia de 27,388 fanáticos, la mayoría exhibiendo colores alusivos a República Dominicana. El partido del sábado entre Estados Unidos y Dominicana fue vendido por completo desde hace dos semanas.

“Fue algo interesante, algo que jamás olvidaré, y además ganamos el juego”, dijo Machado. “Es la primera vez que veo algo así. Los fanáticos no pararon todo el partido y creo que por eso es que los dominicanos somos los mejores, porque los fanáticos se meten en el juego todo el tiempo”, agregó.

El viernes, Colombia enfrentará a Estados Unidos en su debut histórico en el evento, mientras que el sábado habrá una doble cartelera: Además del choque de quisqueyanos y estadunidenses, Colombia enfrentará a Canadá.

SHARE