Advertisement

Enrique Peña Nieto sobre Donald Trump: “Lastima la relación de México con los EEUU”

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, comparó el lenguaje del aspirante republicano Donald Trump con el de los dictadores Adolfo Hitler y Benito Mussolini en una entrevista dada al diario mexicano Excelsior.

Advertisemen

El mandatario, condenó las declaraciones agresivas del candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, sobre México pero aseguró que su gobierno buscará el “diálogo constructivo” con el próximo mandatario estadounidense, en una entrevista con la prensa difundida este lunes.

“Condeno por supuesto y no estoy a favor” de las declaraciones de Trump, dijo Peña Nieto al diario El Universal.

Y expresó: “No sabemos aún qué depare esta definición de política interna que ocurre en los Estados Unidos”, México, “y este gobierno particularmente, con quien resulte electo presidente de los Estados Unidos a finales de este año buscará siempre la ruta del diálogo constructivo”, expuso Peña Nieto, cuyo mandato concluye en 2018.

Trump ha usado un lenguaje muy agresivo contra los inmigrantes que llegan a los Estados Unidos y, especialmente, contra los mexicanos, a quienes acusó de ser violadores y delincuentes.

Peña Nieto atribuyó esas declaraciones, que “lastiman” la relación bilateral, al desconocimiento del político estadounidense sobre el país latinoamericano.

“Quien denuesta o llega a hablar mal de México es porque no conoce México. Quien habla mal de los mexicanos es porque no conoce México”, consideró el mandatario.

México seguirá buscando “una mejor relación y una mejor complementariedad” dijo Peña Nieto

México seguirá buscando “una mejor relación y una mejor complementariedad” bilateral, indicó Peña Nieto en la entrevista.

En una de sus últimas declaraciones sobre México, Trump propuso obligar al gobierno mexicano a pagar y construir un muro a lo largo de los más de 3.000 km de la frontera entre ambos países para impedir el paso de indocumentados mexicanos, algo ya rechazado tajantemente por el gobierno mexicano.

EFE