Home Actualidades Ferguson: ciudad frustrada

Ferguson: ciudad frustrada

SHARE
Ferguson, ciudad localizada en los suburbios de la ciudad de San Luis Missouri, vive horas amargas, después que un jurado absolvió al policía que mató de seis balazos a un joven negro.

Los hechos. En la madrugada del pasado 9 de agosto, el policía Darren Wilson marcó el alto al joven Michael Brown, quien transitaba por las calles de esa ciudad. Michael caminó hacia el policía quien repentinamente desenfundó su arma y le disparó en seis ocasiones. De esa manera, Brown, quien iba desarmado y no representaba peligro alguno que justificara esa reacción, perdió la vida cuando apenas tenía 18 años de edad. Las causas por la que el policía disparó continúan siendo una incógnita. El Gran Jurado que se integró para determinar si era pertinente iniciar un juicio en contra del policía, concluyó que no existían suficientes elementos para ello. A un buen número de juristas sorprendió la conclusión de ese jurado y consideraron que el fiscal actuó en forma irresponsable y, contrario a su obligación, hizo lo posible para evitar que el policía fuera juzgado.

La secuela. Desafortunadamente, cada vez es más frecuente que cuando se trata de un juicio en el que algún agente policiaco es acusado de violar los derechos humanos de las minorías afroamericanas o hispanas, la no tan ciega aplicación de la justicia invariablemente guiña su ojo a los agentes del orden. La protesta de afroamericanos e hispanos, invariablemente es pacífica. Sin embargo, el hartazgo por la sistemática repetición de estos hechos suelen desbordar los ánimos y tornarse en actos vandálicos, como fue el caso de Ferguson.

Algunas conclusiones. No es nuevo que los tribunales integrados por blancos exoneren a los blancos y condenen a los afroamericanos, como fue el caso en Ferguson. Sin embargo, no deja de ser absurdo que en una ciudad en la que dos terceras partes de sus habitantes son afroamericanos y una tercera parte blancos, en contrapartida: el alcalde, cinco de los seis miembros que integran el concilio, el fiscal, el jefe de policía, en resumen, la mayoría de los funcionarios electos, todos sean blancos.

Una explicación es que los distritos de votación se han diseñado para dividir el voto afroamericano, yotra más es la ausencia de candidatos de ese origen. Pero sin duda, la más contundente es que el promedio de votantes blancos invariablemente es mayor que los afroamericanos. Por ejemplo, en las elecciones que se celebraron en 2013 en una ciudad en la que el 66 por ciento de su población es afroamericana, solo 6 por ciento de ellos votó.

El entorno sociopolítico de Ferguson no es privativo de esa ciudad. Se repite en otras ciudades donde las arbitrariedades, algunas de ellas criminales, contra afroamericanos e hispanos se cometen ante la displicencia de las autoridades.

Los decretos y la violencia no han sido el remedio para superar el racismo y la discriminación, al menos esa fue la conclusión en Ferguson. La otra fue que la participación en las urnas pudiera abrir la puerta para cambiar esa situación.

Ferguson: ciudad frustrada

SHARE