Home Editorial Flaquitas o Gorditas… todas somos bellas

Flaquitas o Gorditas… todas somos bellas

SHARE

De pronto los agrandes diseñadores de la moda se dieron cuenta que están perdiendo la mayor parte del mercado cuando usan únicamente a sus esqueléticas modelos para vender sus ropas, cuando la realidad es que el público está compuesto de todas… flaquitas, gorditas, y toda la variedad entre una y otra.
De pronto ser modelo de talla plus está de moda. ¡Enhorabuena! Y todo gracias a una puertorriqueña que algunos llamarían “gordita”, pero los que ven con su corazón la llaman hermosa… bellísima por dentro y por fuera. Las grandes revistas del mundo de la moda y muchas marcas reconocidas están incluyendo mujeres de tallas humanas en sus campañas de publicidad.

Denise Bidot, puertorriqueña-kuwaití, ha sido imagen de campañas como Macy’s, Nordstrom, Old Navy, Lane Bryant, Forever 21.
Bidot, quien sólo tiene de 26 años, no se ha dejado lavar el cerebro por el neuro-marketing que utilizan las campañas, y no se avergüenza de su peso, al contrario, lo luce con orgullo y está usando su profesión como plataforma para inspirar a otras chicas y ayudarlas a que acepten su figura.
Puedo inspirar a mujeres en todo el mundo para que amen sus cuerpos”, dijo Bidot en una entrevista.
“Cuando comencé a modelar apenas había modelos plus latinas, y mucho menos del Medio Oriente. Recuerdo haber luchado por encontrar el lugar donde mejor me ubicaba en esta industria dominada por caucásicos. Por suerte creí en mí, y paso a paso fui moviéndome hacia adelante y pronto llegué a donde necesitaba estar. Es hermoso ver la diversidad en la comunidad plus hoy día. Hay chicas con un talento asombroso representando a cada grupo étnico.
Y cuando un periodista le preguntó ¿te sientes puertorriqueña? Ella contestó:
“Siento la pasión y el amor que no solo tiene la cultura de Puerto Rico, sino de la cultura latina en general. Todo lo que hago, lo hago con amor. Es una gran bendición ser parte de una familia que me apoya y me ama incondicionalmente. Es por ellos que yo trato a las personas con respeto sin importar quién sea, ni como luzca físicamente.
¿La mujer que más admiras?
“Mi madre, una madre soltera, quien siempre encontró tiempo para amarme y para hacerme saber que yo podía ser lo que yo quisiera en el mundo. Cuando jovencita ella luchó con su peso. Fue esa misma lucha la que inculcó en mí la aceptación propia. Supe muy temprano que su belleza no estaba basada en su tamaño. Para mí, ella era la mujer más hermosa del mundo, aun siendo grande.
Mi mensaje para las chicas que sufren con su peso sería: Aprende a quererte a ti misma, sé saludable y disfruta la vida.
¡Estamos orgullosos de ti, Denise!

Flaquitas o Gorditas… todas somos bellas
Por nuestra editora

SHARE