Advertisement

El crecimiento del empleo en Estados Unidos avanzó enérgicamente en enero y los salarios repuntaron, una señal de recuperación de la economía que vuelve a poner sobre la mesa una posible alza de tasas de interés por parte de la Reserva Federal a mediados de año.

El Departamento del Trabajo informó ayer que en enero las nóminas no agrícolas aumentaron en 257.000 nuevas plazas, superando los pronósticos.

Advertisemen

Además, los datos de noviembre y diciembre fueron revisados para mostrar la creación de 147.000 puestos más que los reportados previamente, lo que reforzó la opinión de que los consumidores tendrán fuerzas suficientes para sobrellevar el duro escenario económico global. En los últimos tres meses, han sido creados más de un millón de empleos y es la primera vez que se ha logrado esa marca desde 1997.

Fuerte aumento de empleo en EEUU durante enero