Advertisement

Hoy día existe una población consciente de lo nocivo que es fumar para la salud. El tabaco es una de las mayores amenazas que para la salud pública ha tenido que afrontar la sociedad. Aunque casi todos saben que provoca cáncer y enfermedades cardíacas y que puede acortar la vida en 10 años o más, los fumadores hacen caso omiso de los riesgos de este mortal hábito.

Las personas comienzan a fumar por muchas razones, algunos piensan que es por moda, otros lo hacen porque sus familiares o amigos fuman. Las estadísticas muestran que aproximadamente nueve de cada 10 consumidores de tabaco comienzan antes de los 18 años.

Advertisemen

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) fumar mata a más de 7 millones de personas al año, de las cuales más de 6 millones son consumidores directos y alrededor de 890.000 son fumadores expuestos al humo ajeno.

Casi el 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios, donde es mayor la carga de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco.

El fumar genera enfermedades cardíacas pues mientras el arsénico contenido en los cigarrillos se utiliza para conservar la madera, en los seres humanos es causante de padecimientos del corazón, lo que aumenta de 2 a 4 veces el riesgo de enfermedad coronaria. Se dice que causa daños en las arterias, lo que disminuye la circulación correcta de la sangre hacia el resto de los órganos.

También destruye la capacidad respiratoria, en etapa avanzada ocasiona falta de aliento al recostarse, sensación de cansancio y pérdida de peso.

Las mujeres embarazadas no deben fumar, ya que sólo complica el proceso de gestación y afecta la salud del bebé antes y después del nacimiento.

Hay muchas maneras para dejar de fumar y muchos recursos para ayudarle. Sus familiares, amigos y compañeros de trabajo pueden servir de apoyo. Pero para tener éxito, tiene que tener el deseo de dejar de fumar.

Primero es necesario que fije la fecha para comenzar. Esta es la fecha en la que dejará de fumar por completo. Antes, usted puede comenzar a reducir el consumo de cigarrillo. Recuerde, que no existe un nivel seguro de consumo de tabaco.

Puede hacer una lista de las razones por las cuales quiere dejar el tabaco. Incluya los beneficios tanto a corto como a largo plazo y comunique a todos sus amigos, familia y compañeros de trabajo su plan para dejar de fumar. Deshágase de todos sus cigarrillos justo antes de la fecha en la que va a dejar de fumar. Limpie todo lo que huela a humo, como ropa y muebles.

La OMS destaca en su portal web que la prohibición general de todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco permitiría reducir el consumo de tabaco en un 7%, aproximadamente, como media, si bien en algunos países se podría lograr una disminución de hasta el 16%, pues solo 29 países, que representan el 12% de la población mundial, han prohibido completamente todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.