Home Noticias ICE ajusta planes y suspende redadas a nivel nacional

ICE ajusta planes y suspende redadas a nivel nacional

SHARE

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) afirmó este jueves que en estos momentos no hay planes para realizar redadas a nivel nacional para atrapar a inmigrantes indocumentados, en un esfuerzo por aplacar las condenas contra la presunta “Operación Mega”, que se filtró a la prensa y fue condenada por grupos proinmigrantes.

Al parecer, las emergencias por desastres naturales, tanto en Texas como en Florida, han frenado el plan en ciernes de la agencia federal.

“En este momento, no hay una operación coordinada a nivel nacional. La prioridad en las áreas afectadas debe continuar centrada en las actividades para salvar vidas”, dijo ICE en una declaración escrita.

Activistas de la comunidad inmigrantes habían alertado sobre informes de que, según fuentes anónimas dentro de ICE, la agencia tenía planes de iniciar redadas a nivel nacional a partir del próximo 17 de septiembre, enfocadas contra inmigrantes criminales.

Según esos informes, de realizarse, sería “la mayor operación de su tipo en la historia” de la agencia.

Una portavoz de ICE, Jennifer Elzea, había dicho a este diario que la agencia no iba a “especular sobre posibles acciones policiales futuras”.

Pero, más tarde, ICE explicó que, aunque en general no comenta sobre sus planes a futuro, éstos cambian dependiendo de una “variedad de factores”, y realizó ajustes ante la llegada del huracán “Irma” en Florida y otras zonas afectadas, además de las tareas de recuperación en Texas por el huracán “Harvey”.

“Por la seguridad de nuestras comunidades, los equipos de operaciones contra fugitivos de ICE continuarán persiguiendo y arrestando a inmigrantes criminales y otros individuos que violan las leyes de inmigración de nuestra nación, en áreas no afectadas del país, como parte de nuestras operaciones de rutina”, enfatizó ICE.

Según un documento elaborado el mes pasado y distribuido internamente, las redadas de ICE se llevarían a cabo en un plazo de cinco días a partir del próximo 17 de septiembre, 13 días antes de que termine el año fiscal 2017.

Las redadas estarían enfocadas en inmigrantes con antecedentes penales, o que pertenecen a pandillas, con una cifra que podría ascender a 8,400, según indicó la cadena NBC.

DHS ha dicho que mantiene en pie las prioridades de deportación establecidas por la Administración Obama, poniendo énfasis en el arresto y deportación de inmigrantes criminales, personas que reingresan ilegalmente al país, o que tienen órdenes de deportación finales.

Sin embargo, bajo la Administración Trump toda persona “sin papeles” queda expuesta a la deportación, tenga o no un expediente delictivo. Por ello, si los agentes de ICE se topan con personas con infracciones migratorias menores, éstas también pueden quedar atrapadas en sus redes.

Hoy mismo, el portavoz del DHS, David Lapan, dijo a los periodistas que los beneficiarios del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 no perderán su protección, siempre y cuando sus permisos estén vigentes y no estén implicados en situaciones que les hagan perder el beneficio.

El presidente Donald Trump emitió esta mañana un mensaje de tranquilidad a los “DREAMers” que no habrá acciones policiales en su contra en los próximos seis meses.

Una coalición de grupos pro-inmigrantes condenó en un comunicado conjunto el presunto plan en ciernes, que se filtró a la prensa dos días después de que la Administración Trump anunciará la eliminación de “DACA” a partir de marzo de 2018.

“Operación Mega es parte de un creciente ataque frontal contra todos los inmigrantes. A raíz del fin de DACA, está claro que esta Administración no ejercerá moderación al aplicar su agenda anti-inmigrante y de supremacistas blancos. De hecho, a principios de año, el principal agente de Inmigración de Trump (Tom Homan), declaró que ´ninguna población está exenta´”, dijeron los activistas.

Para Silky Shah, directora ejecutiva del “Detention Watch Network”, la operación policial no es más que una movida “cínica” de ICE para manipular el proceso de asignación de fondos del Congreso, con el fin de “elevar sus números de detenidos antes del comienzo del nuevo año fiscal para alegar que necesita más fondos y más camas para los detenidos”.

Greisa Martinez Rosas, directora de abogacía de “United We Dream”, cuestionó el mensaje de tranquilidad de Trump “cuando ICE se alista para lanzar redadas masivas”, y consideró que el Congreso, en vez de dar más fondos para “atacar familas”, debe aprobar ya el “DREAM Act” para legalizar a los jóvenes indocumentados.

Avideh Moussavian, abogado principal del Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC), dijo que DHS está “aterrorizando a nuestras comunidades”, y el Congreso debe impedir que los fondos de los contribuyentes se utilicen para separar a las familias inmigrantes.

Por su parte, Mary Meg McCarthy, directora ejecutiva del Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes, alentó a las comunidades a que revisen sus planes de protección y seguridad para saber cómo defenderse durante un encuentro con ICE.

“Todas las personas tienen derecho a guardar silencio. Si son detenidos o arrestados, no tienen que contestar las preguntas de los agentes de inmigración. Si un agente de inmigración golpea a su puerta y no tiene una orden judicial, no abran la puerta”, aconsejó McCarthy.

Los grupos distribuyeron información sobre los derechos de los inmigrantes y cómo responder a las acciones policiales de ICE.

SHARE